Te encuentras en la páginas de tudirectorio20, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.
Visite WALDIR RUIZ

Siempre quedará…

Etiquetas: [Fotografías]  [Poemas]  [Postales]  
Fecha Publicación: 2014-09-02T15:36:00.002-06:00



…un sitio inexplorado.
Sinécdoque del deseo,
un resquicio aún por perforar.

Un rincón inédito: La posibilidad de continuar.
Aunque todo parezca trillado, repasado y
descubierto. Siempre quedará, para vos en mí,
un sitio que alcanzar, diluir y llenar.

Y una memoria huida,
un espacio en blanco
para escribir otra vez
en el cuerpo.

Fotografía by Soso Rodríguez

Algunas heridas no se curan con yodo

Etiquetas: [ilustraciones]  [Journal]  [Poemas]  [Postales]  
Fecha Publicación: 2014-08-23T21:48:00.000-06:00



He comenzado a padecer de insomnio. Lo sospecho. No he ido al médico, pero también creo que se trata de que ya no quiero dormir. No sé. A veces todo es tan confuso, tan simple y sin propósito.

Aun gotean,          
lloran,
el rojo carne y
el azul yodo
se mezclan.
Llanto azul.
Aun no se curan.

Ilustración by Nan Lawson

Una pequeña idea del miedo

Etiquetas: [Dan y yo]  [Historias Queer]  [Narraciones]  
Fecha Publicación: 2014-08-13T14:20:00.000-06:00



Una primera imagen. Un primer momento. El agua, vos y yo. El mar.  Nunca he entrado al mar, es la primera vez y en tres semanas cumpliré 12 años. Nunca lo había visto tan cerca. Vos tampoco, pero a diferencia de mi, vos no tenés miedo de esa infinidad de agua. Salís corriendo… corrés y corrés sin camisa, casi puedo sentir cómo se queman tus pies en la arena blanca y caliente.  Yo me apuro. Me da pudor quitarme la camisa, luego el pantalón, pero me desnudo: solo con el diminuto short de baño… Corro descalzo hasta el borde húmedo. Se me escapan sonrisas nerviosas todo el tiempo. Te me quedás viendo desde adentro, con agua al pecho y brazos hacia arriba, invitándome a entrar rápido a la humedad divertida… Transcurren segundos, quizá minutos. Aun lo pienso. La estoy pensando. Puedo sentir cómo mi suelo se mueve… se desmorona, pero quiero estar con vos y me lanzo al agua. Estoy nadando con miedo, pero con ganas de vencerlo para estar con vos en ese piélago.  Lo estoy haciendo. Saboreo la sal y busco abrazarte en un intento  proxémico de decirte: ¡Estoy aquí, llegué, lo hice!  Y estallan risas en un aparente chapoteo infinito.

Zander Hodgson by Ian Cole/ Homophotography

9 momentos en El Salvador

Etiquetas: [Fotografías]  [Journal]  [Momentos]  [Postales]  
Fecha Publicación: 2014-08-09T11:09:00.001-06:00

Se me fue Julio, pero me ha dejado mucho. Recibo Agosto con todas las ganas del mundo y seguimos. Si, lo mejor, siempre estará adelante. Esa es mi actitud. A quienes ya me extrañaban les cuento que he regresado, estuve en un curso/encuentro centroamericano de Activistas en Plataforma Global San Salvador y he regresado renovado creativamente.  Con mucho cariño y muchas amistades. Me encantó lo que pasó dentro y fuera del curso. El Salvador es, entre muchas cosas, una tierra llena de gente que aun quiere y le apuesta al cambio. Yo también. Aquí les regalo 9 momentos… (Whispers… whispers… whispers…)



 Fotografías de mi estancia en EL Salvador,  
(San Salvador y Suchitoto).

Apuntes sobre la independencia

Etiquetas: [ilustraciones]  [Opinión]  [Reflexión]  
Fecha Publicación: 2014-07-18T08:00:00.000-06:00



Independencia es una palabra que me gusta. Como término político me encanta, pues tiene unos significados históricos de mucha lucha y un sabor a tierra prometida nunca conquistada. Me gusta como la democracia: con todo y ese halo de utopía que las rodea, pero que las mantiene vivas. ¡Palabras nada más!

Pero amo decir que soy comunicador independiente, periodista independiente, activista LGBT independiente… A todo lo que hago me encanta ponerle ese apellido… ¿Pero realmente existe esta independencia? Ser independiente es posible, pero el precio a pagar muchas veces es que te excluyan de algunos escenarios. Ejemplo aleatorio: Quiero aplicar a un curso X porque me parece buenísimo; pero mi trabajo como Activista-Periodista-Comunicador-Bloguero- o lo que sea no es suficiente sin una organización que me avale… ¿Ah? ¿Ah? ¿Ah?

Así es, aunque sé que hay gente linda y organizaciones, pocas, y muy alternativas como para valorar el trabajo de alguien independiente. Con esto no quiero subvalorar la importancia de organizarse para hacer frente a determinadas realidades y contextos, pero ¿por qué luchar tanto personal y colectivamente para ser independientes si al final no te quieren reconocer tu trabajo?  No sé. Contradicciones del sistema (y la vida).

¿Vale la pena trabajar en nuestra individualidad e independencia o nos diluimos en la colectividad? El equilibrio, en este caso, es importante. Pero ser equivalentes desde ambos lugares sería el máxime de mis expectativas  utópicas.

Ilustración tomada del muro de la fanpage "Soy Fan de Quino"

No es un manifiesto twink

Etiquetas: [El sexo y yo]  [Ensayo]  [Género y sexualidad]  
Fecha Publicación: 2014-07-15T04:00:00.000-06:00


Fotografía by Simon Harris tomada de la Revista ADN

 Nuestro mundo ama las etiquetas. Si, no está demás decirlo ni recordárselos. Las ama. Ama estigmatizarnos y discriminarnos. Sí, todo el mundo. No importa la etnia, orientación sexual, el sexo o la cultura a la que pertenezcamos. Siempre buscarán cómo segmentarnos y en base a esto concedernos o quitarnos derechos. Y es ahí donde inician todos los males. No en las etiquetas, si no en lo que le atribuimos a estas.

Salía con alguien que una vez dijo que yo le gustaba por ser twink.¿Qué? ¿Tuin- qué? ¿Cuándo me definí así? Bueno, y como el inglés no es mi lengua materna, claro está, y mis conocimientos sobre la misma son prácticamente básicos, emprendí la tarea de investigar y de preguntar a mis amigas… Fui a internet y además de la definición de wikipedia (muy atinada por cierto) lo demás que encontré fue una subcategoría de pornografía gay y un sinfín de productos, marcas y estilos de ropa asociados a este nombre. Ninguno dista de otro y están muy relacionados.

Resulta que lo twinkvendría a ser un término peyorativo en el argot o el habla urbana de Estados Unidos. Es un término utilizado para clasificar o etiquetar despectivamente a gays (jovencitos), relacionándolos directamente con lo femenino y, por lo tanto, desdeñables para algunos. Y, aunque hay una gran inmensidad de adeptos que los aman y prefieren, pues hay otra gran cantidad que los menosprecia. ¿Menospreciados por qué? Por relacionarlos con cualidades atribuidas (machistamente) como “femeninas”.

No sé si existirá una palabra comparable en español, pues el “afeminado” o el “maricón” son ostensibles a todos los hombres homosexuales, especialmente, a los que “se les nota” o “están fuera del closet”. Entonces, evidentemente, estamos ante una subcategoría quizá surgida desde la misma comunidad gay o, para ser más creíbles y específicos, digamos que de la comunidad gay gringa y capitalista. De la industria del entretenimiento, particularmente del porno gay, como uno de los principales generadores de representaciones de la corporalidad y sexualidad disidente.

He aquí, sin considerarme a mí mismo como twink, pretendo señalar algunas características de esta forma de masculinidad alternativa y disidente en comparación con otras masculinidades hegemónicastambién disidentes que, si bien no son opresivas de las mujeres, guardan implícitamente cierta complicidad con el sistema patriarcal y machista que rechaza y devalúa todo aquello que entiende como femenino.

Entre miembros de la comunidad gay de mi país a menudo escucho expresiones como “la pasiva”, “el cochoncito”,  “la mujercita”,  “el mariconcito”... Todos estos términos nunca han tenido en Nicaragua connotación positiva alguna y sus significados en los imaginarios colectivos están diseñados para menospreciar lo femenino. El uso de estos en determinados contextos, incluso, dentro de la misma comunidad LGBTI vendría a representar –ampliamente- la continuidad del machismo y el patriarcado filtrado dentro de estos colectivos. 

Esta masculinidad gay-alternativa-disidente, llámese twink, llámese masculinidad-femenina, posee características particulares que la contraponen de otras masculinidades hegemónicas como la heterosexual o la masculinidad-gay que se apropia de elementos antes exclusivos para hombres heterosexuales, sobretodo, de la apariencia y estética: Esos gays que “no se les nota”. 

Una característica principal de lo twink es que como toda identidad no es ni será fija o establecida para siempre, si no que está en constante construcción a partir de la interacción en un contexto donde los discursos sobre los cuerpos, sexualidades y géneros operan como máquinas discursivas que dan forma a estas identidades. (Butler, 1990) (Acevedo, 2013)

La identidad twink es más transgresora que otras masculinidades. La masculinidad-femenina de un hombre siempre pondrá en cuestión el sistema binario de correspondencia sexo-género y deseo sexual. No tendría problema en asumirme twink de esta manera, desde esta definición, pero quienes buscan encasillarnos en esta etiqueta, además de menospreciar esas representaciones “femeninas”, se apropian de un cúmulo de elementos corporales, para volvernos objetos-fetiches del patriarcado y del machismo.

Así que, sorry, no soy twink, simplemente transgredo…

Fotografía by Simon Harris tomada de la Revista ADN
 

Los muchachos reivindicativos de Alfredo Roagui

Etiquetas: [Artistas]  [ilustraciones]  [Personajes]  [Pintura]  [Reseña]  
Fecha Publicación: 2014-07-13T03:30:00.000-06:00




Hoy he venido a presentarles a uno de los ilustradores que más amo, después de Paula Bonet, por supuesto. Alfredo Roagui, un joven mexicano que además de trabajar o colaborar con sus ilustraciones para diversos mediosde comunicación, dibuja para reivindicar los derechos de la comunidad LGBTI en el mundo. Y, sin duda, es uno de los más aclamados por quienes gustan de ese arte transformador. Y es que todo arte es transformador creo yo.



Las ilustraciones de Roagui muchas veces están orientadas al entretenimiento o al ocio, pero sin dejar de lado esa parte reivindicativa. Cabe señalar que abundan los muchachos en sus dibujos. Esta característica lo convierte en preferido por la comunidad de hombres gays mayormente.


Ya su trabajo ha sido definido como de un estilo “Disney para adultos”, pues los colores, el mundo de ensueño y los trazos tan limpios y redondeados de sus dibujos los cargan de inocencia y mucha sensualidad.


 Hay mucha gente que le critica el hecho de crear y proponer estereotipos de hombres que distan de la diversidad étnica de Latinoamérica, por ejemplo. De contribuir también al imaginario colectivo de que la comunidad gay es una comunidad superficial que no ve más allá del homoerotismo. 


Sin embargo, yo creo que el arte no tiene que ser, por obligación, representativo ni del autor ni de un espacio-temporal. Habrá sus vínculos y sus influencias, pero exigirle a un artista que sea de determinada manera para satisfacer nacionalismos absurdos se me hace una completa pasada. 


Roaguies un ejemplo y un referente de propuesta gráfica mexicana. Su activismo y su trabajo artístico hacen que sea uno de los ilustradores que me inspiran.


*Fotografías e ilustraciones
tomadas de la cuenta de instagram

Mi querido León, te quiero de día… te quiero de noche...

Etiquetas: [Fotografías]  [Journal]  [Momentos]  
Fecha Publicación: 2014-07-10T08:00:00.000-06:00



Momentos felices uno va cosechando en todos lados y yo he tenido muchos en León. Divertidos y alucinantemente surrealistas también, pues ya se acordarán de aquella frustrante situación.  He aquí una secuencia de fotos, de las que, ocasionalmente suelo compartirles: ¡León!  




 
 


 



*Fotografías 
por Waldir Ruiz  
y Joanna Wetherborn 
(aquellas donde salgo yo Jaja)

A punto de…

Etiquetas: [Journal]  [Postales]  [Reflexión]  
Fecha Publicación: 2014-07-07T04:00:00.000-06:00



… vivir una relación bonita, casarse o morir. A punto de cruzar la calle.  Eventualmente esta expresión tiene más usos negativos que positivos. “A punto de…” puede significar tanto, a veces, la diferencia entre la muerte y la vida, quedarse estancado en algo o vivir en incertidumbre. También se parece mucho al “si hubiera” y otras tantas veces describe lo cerca que estuvimos de un sueño. ¡Ay, sueños! Cómo duelen esos lejanos que se quedan borrosos en la neblina de lo imposible.

De la serie personal de Polaroids/Fotografía tomada por Héctor López

Rosemary´s baby y el abuso sexual

Etiquetas: [Cine]  [Opinión]  [Televisión]  
Fecha Publicación: 2014-07-03T21:41:00.000-06:00




Una de mis películas favoritas de todos los tiempos ha sido Rosemary´s baby de  Roman Polański. Sí, he de admitirlo, el género de terror de esas películas de los ´60 me gusta mucho. Divertidos “efectos especiales”, fascinantes vestuarios, estupendos guiones y unas historias al hilo de los más inverosímiles miedos de nuestra psique.


 Eso me gusta, porque además develan el orden en que se concebía la sociedad y los imaginarios colectivos que estas grandes producciones cinematográficas proponían. Rosemary´s Baby nos cuenta algo muy escabroso y particular que debemos analizar.


 En mi apreciación del filme tengo que decir que  Rosemary (Mia Farrow) y Guy (John Cassavetes)  son el típico matrimonio sesentero de los Estados Unidos. Tradicionales y muy apegados a sus roles de género. Se puede apreciar esa dinámica en que la mujer permanece en espacios cerrados como la casa, la cocina o la lavandería y el marido anda afuera. No está mucho en casa, salvo para comer, entre otras actividades.


 Hay una escena en la que quiero centrar toda mi atención y la que a su vez representa el meollo del argumento: Rosemary es violada por su marido en una noche en que ella se emborracha con vino.A la mañana siguiente Rosemary muestra su disgusto, pues en su estado de inconsciencia ella también tuvo unas pesadillas raras que en la película se explicita o se vincula a un suceso demoníaco. Es claro que el personaje asimiló o corporalizó el hecho como un abuso sexual. 


He aquí mi planteamiento conclusivo: ¿A caso Polański nos está diciendo que el sexo sin consentimiento es abuso sexual? ¿Es la asociación “demoníaca” del abuso sexual una herramienta para transmitir el horror y el repudio ante el abuso? Yo estoy convencido que sí, aunque toda la fantasmagoría del filme nos distraiga, hay un mensaje claro: Una persona borracha no está consciente. Y el sexo sin consentimiento es abuso sexual. ¡Desde siempre!




*Fotogramas de la Película 
Rosemary´s Baby (1968)
de Roman Polanski

¿Nunca se está en sus zapatos?

Etiquetas: [Opinión]  [Postales]  [Reflexión]  
Fecha Publicación: 2014-07-03T00:44:00.000-06:00



Una vez  me dijo un maestro: “Existe  un sentimiento más fuerte que el amor: la solidaridad”. Después de leer el texto “Ponte en su pellejo” me queda esta reflexión: ¿La gente negra nunca necesitó aliadas entre la gente blanca para reivindicar sus derechos? ¿Y qué decir de la gente heterosexual pro gay? ¿Y de los hombres contra el machismo? ¿Qué hay de la sororidad? Entonces, ¿por qué ser tajantes y decir “ponte en su pellejo” si sabemos que nunca se está en los zapatos de alguien más?

Creo que desconfiar suele ser una práctica buena, sobre todo, cuando sabemos que hay quienes sacan beneficio hablando por nosotros. Cuando vivimos en un mundo en el que afiliarse panfletariamente a una causa suele ser una moda: postureo y pose total. Sin embargo, creo en la solidaridad, amistad y alianzas honestas para deconstruir este sistema opresor que gusta de dividirnos. Si, nunca estaremos o estarán en nuestros zapatos porque hay reflexiones que tienen que provenir del cuerpo de quien ha vivido la violencia, discriminación o marginación; pero la solidaridad siempre será posible y valiosa para la lucha.

Mural de Acción Poética Tucumán

Sandino y yo

Etiquetas: [Fotografías]  [Journal]  [Postales]  [Reflexión]  
Fecha Publicación: 2014-06-30T00:32:00.000-06:00



Sandino y yo tenemos pocas cosas en común. Si, lo sé, es cierto… somos nicaragüenses. Él no se acuerda de mí y a mí me viven hablando de él. En realidad, una poca gente vive de él.  Sandino y yo, insisto, tenemos pocas cosas en común. Tal vez porque nos separan muchas vidas anteriores…   Sin embargo, lo cierto es que, entre las pocas cosas en común que tenemos, es que él y yo heredamos un país de muertos… Ni él ni yo sabemos qué pasa ahora mismo con su nombre y sus ideas. 

De la serie personal de polaroids/ Fotografía by Joanna Wetherborn

Un perfil que se dibuja sobre el espejo

Etiquetas: [Fotografías]  [Historias Queer]  [Journal]  [Reflexión]  
Fecha Publicación: 2014-06-26T17:47:00.000-06:00


Waldir Ruiz/Fotografía by Flor Velásquez

He descubierto la felicidad y la soledad que viene con la libertad de saberse poseedor de un conocimiento al que puede acceder cualquiera, pero al que cualquiera no quiere acceder. Yo, ser humano que descubrió junto a otras y otros tantos seres el privilegio de dibujarse y desdibujarse cuantas veces quiso frente al espejo, frente a los demás y frente a la vida: fuera del margen y también fuera del centro.

Me he desnaturalizado y vuelto a naturalizar en una línea constante de vida. Reinventándome como quiero en cada espejo. Poseedor de un cúmulo de actos subversivos que me aíslan, que me conminan al silencio que rompo con un llanto, con un grito y me escapo ante las definiciones y me defino cuando quiero. Aquí no existe el límite. ¿Límite? Esa palabra nunca la conocí.

Y he llenado mi cuarto de sus fotos. Y en mi celular guardo los videos que me envía para masturbarme los domingos en que no nos vemos por skype. 

Y también se me da llamar a mis fantasías: aquellas en las que camino sobre una línea recta o donde uso hasta el cansancio el brillo labial red de mamá. O aquella estupenda camisa a rayas de papá. Si, y uso peróxido para subir nueve tonos el color “natural” de mi cabello. Y me apetece ser de plástico, porque nada odio más que ese estúpido amor a lo “natural” de esta sociedad.

“¿Pleito de pareja? Arréglenlo en sus casas”

Etiquetas: [Género y sexualidad]  [Opinión]  [Reflexión]  
Fecha Publicación: 2014-06-24T16:45:00.000-06:00



Es así. Crecimos en una cultura donde nos enseñan a avergonzarnos cuando hablamos de sentimientos. Bajo ninguna circunstancia. Eso de las emociones está reservado para el espacio privado, para el hogar y, por supuesto, es cosa de mujeres, madres, hijas, niñas… ¡Jamás de hombres! ¿Y los problemas de pareja? También se arreglan en casa, en el cuarto… y con todo el sarcasmo y violencia nos dicen: ¡En la cama! Si, aunque signifique violencia. Violencia sexual y psicológica que está penalizada.

La última vez que conversé con una chavala que había sido víctima de violencia por parte de su pareja me comentó que la Policía al momento en que ella intentó poner la denuncia le dijo: “De eso ya estamos hartos, vaya a solucionar esos problemas en su casa”. Ella había salido corriendo de su casa una vez que su cónyugue llegó borracho intentando golpearla como otras tantas veces que sí lo había hecho.

Es frustrante que todo el mundo crea que la violencia en el hogar deba solucionarse en este mismo sitio. Aun los mismos policías que, en teoría, deberían saber que la mayoría de esas denuncias que no reciben y otras a las que no dan seguimiento resultan auténticos femicidios.  Policías y medios de comunicación, ¿cuándo aprenderán que no son crímenes pasionales ni celos?

Me enoja que después de tantos años nuestros sentimientos no sean algo que debamos educar con inteligencia. Que nadie quiera hablar del terreno de los sentimientos. Ese terreno vedado y conminado al silencio ¿Por qué hay hombres matando a mujeres que “aman”? Porque, tristemente, en el hogar, en la escuela y en la iglesia nos siguen haciendo creer que el  ser amado es de nuestra propiedad. Que las mujeres son propiedad de sus esposos como un objeto que se posee.  Y los femicidios seguirán en aumento hasta que no seamos educados en el terreno del amor, de los sentimientos… 

Fotografía tomada de La Prensa, Nicaragua

¿Existe un lugar seguro?

Etiquetas: [Journal]  [Opinión]  [Reflexión]  
Fecha Publicación: 2014-06-21T14:21:00.000-06:00



Hace unos días seis chavalos me robaron mi celular. Afortunadamente escapé con vida al hurto. ¿Dónde me pasó? En un lugar que yo consideraba seguro hasta ese día. La seguridad ciudadana es un tema que siempre me ha preocupado. Me pone nervioso. Nicaragua ha sido considerado uno de los países “más seguros de Centroamérica”, pero es imposible no albergar miedo en un país donde cada día ocurren muchos abusos y crímenes contra civiles.

Según un viejo informe de Cinco dice que los delitos contra civiles ascendieron después de los ´80 y que se han mantenido. Dicho informe también alega que las estrategias más fuertes que ha emprendido el Estado de Nicaragua al respecto han sido la profesionalización y modernización del aparato policial, así como la incorporación de “otras instituciones” a la vigilancia de la seguridad ciudadana, además de la Policía Nacional. 

Sin embargo, después de lo ocurrido con la protesta pacífica de #OcupaINSS y la cotidianidad de expresiones delictivas a las que la policía no responde me queda claro que Nicaragua de “país seguro” lo único que a lo mejor tenga es la fama. Creo que las acciones estatales para conseguir la seguridad ciudadana no deben estar centradas sólo en la policía, si no en verdaderos mecanismos de erradicación de la violencia armada, de la represión y del machismo en los espacios públicos y privados a través de una educación sostenida en los principios de respeto y democratización de la seguridad; pues la seguridad ciudadana no debe ser exclusiva para quienes pueden portar armas o movilizarse en automóvil particular (porque ni siquiera eso es seguro). 

Realmente me llena de rabia y frustración que, por ejemplo, para cierto tipo de personas la seguridad ciudadana sea prácticamente inexistente y tengamos que lidiar con expresiones de violencia de una manera cotidiana como si esto fuera normal. Un ejemplo es que para las mujeres y las personas LGBT no hay espacios seguros. Salir a tomar un café puede constituir un riesgo a padecer una lista interminable de delitos callejeros. ¡Frustrante! Estar alerta siempre no es nada grato. Pero, ¿qué puede hacer uno con el enojo, la rabia o la frustración? ¿Qué podemos hacer contra toda la violencia machista del mundo? 
Fotografía cortesía de elobservatodo.cl

Felices como un cielo de domingo

Etiquetas: [Fotografías]  [Journal]  [Poemas]  [Postales]  
Fecha Publicación: 2014-06-14T00:11:00.000-06:00


Te sigo hacia un lugar con poca luz.

Tentación.
Nuestras sonrisas van y vienen en un espectro de colores
simulando el arcoíris, uniéndonos en una distancia que cada vez
desaparece más y más, hasta el acercamiento: Nos vemos.
 Una explosión de sonidos y carcajadas no nos dejan hablar,
pero no estamos interesados en hacerlo.
Nos movemos como si estuviéramos bajo el agua.
 Aun soy torpe, pero intento seguir cada paso.
 Tu alegría se mueve con la música.
Mi cerebro un motor
que no para de pensar.
 Estoy en silencio aunque todo sea ruido afuera,
                                                  ruido adentro.
Estamos bailando, querida.
¿Así debe ser, como solía ser, cariño?.
Porque aquí no queda más que la risa, el baile y
nuestra compañía.


Parque Central de León, Nicaragua/ Fotografía by Waldir Ruiz

“…nostalgia por la vida que no tendrás…”

Etiquetas: [Cine]  [Opinión]  [Reflexión]  [Reseña]  [Televisión]  
Fecha Publicación: 2014-06-09T14:42:00.000-06:00



Miré la películaMi vida sin mí” (My life without me). Y, aunque el argumento no me pareció nada sorprendente al principio, hubo algo especial que me hizo pensar y reflexionar, pienso que a lo mejor fue la temática de que una persona tan joven como Ann (Sarah Polley) descubra lo efímero de la vida , que esa seguridad de tener los días contados la lleve a redescubrir los placeres de la misma y pensar en aquellas cosas que le gustaría hacer antes de morir así como la frustración por aquellas cosas que no.