Te encuentras en la páginas de tudirectorio20, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Nuestra relación es imposible: Dark Souls II

Etiquetas: [Nuestra relación es imposible]  
Fecha Publicación: 2014-07-17T03:03:00.000-07:00



Qué decir a estas alturas de Dark Souls II que no se haya dicho ya. Cualquiera que se enfrente a él ya sabe a lo que se atiene. Muertes y más muertes, así de sencillo. A primera vista tiene pinta de ser un action RPG como cualquier otro, en el que matas enemigos, ganas experiencia y mejoras a tu personaje. Pero cuando llevas siquiera dos minutos de juego ya sabes que se trata de un juego especial, y mucho. Uno de esos en los que no conseguirás nada con lo que sabes hasta ahora, uno de esos en los que tienes que aprender casi desde cero, como si no hubieses jugado nunca a un juego de ese tipo.


Antes de comprar el juego ya sabía a lo que me enfrentaba, había visto un montón de vídeos de gameplay y estaba mentalizado, ya que me atrae mucho la estética y me apetecía de verdad probarlo.
Cuando empecé el juego me sentía un poco más cómodo de lo que esperaba y me hice a los controles sin demasiada dificultad. Pero DSII es un juego que no perdona ni a los novatos y, antes incluso de llegar al punto en el que creas a tu personaje, puedes encontrarte a un inmenso trol que te hará papilla si llamas su atención.



Pero las dificultades de DSII no se acaban en enemigos fuertes y sorpresas desagradables tras cada esquina. Te puede matar desde un arquero que no habías visto, hasta un esqueleto que se suponía que no era un desafío pero te encaja un combo que no esperabas. Aunque lo que para mí es lo más desesperante del juego sin duda, es tener que perder un trozo de tu máximo de vida cada vez que mueres. Así, cada muerte supondrá que te vuelves más débil y que morirás antes. Por "suerte" esto solo ocurre hasta la mitad de tu barra de vida, pero no es ningún consuelo. Esto hace que juegues con miedo de morir una vez más para no perder más puntos de vida máximos, y morir en DSII es el apartado más fácil del juego.


Al final, llegué a un punto en el que me mataban constantemente y no podía llegar a la siguiente hoguera. Me era literalmente imposible. Y claro, cada vez tenía menos vida que perder y cada vez era más y más difícil sobrevivir. Para recuperar el máximo de vida tienes que usar un objeto que no es nada fácil de encontrar, y por supuesto, es carísimo si quieres comprarlo.


De momento, sigo atascado en la misma hoguera y no sé si podré pasarme ese tramo alguna vez, no digamos ya el juego. Pero lo cierto es que DSII te absorbe y no te permite dejarlo fácilmente, es como una droga que no puedes dejar. Si lo empiezas no puedes dejar de pensar en él, y eso se consigue apelando a la fórmula de juego clásico de los 8 y 16 bits que tanto se echaba en falta. Ese es el aspecto que hace que ame y odie el juego a partes iguales. Apesta a clásico pero también apesta a muerte y frustración.



Y así es cómo uno se siente tras jugar a Dark Souls II, humillantemente arrodillado y ensartado por todas partes.

Saint Seiya: Brave Soldiers

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-07-16T02:40:00.000-07:00



Dame tu fuerza, Pegaso!! Seguro que no es la primera vez que oyes esta frase. Los archifamosos caballeros del Zodiaco se han ganado el corazón de los fans a través de los años y, tras finalizar las OVAs que dieron conclusión a la serie, nos llega un juego que repasa los principales combates que dieron lugar a las 3 principales sagas, Santuario, Poseidón y Hades.
Dejando atrás el estilo beat'em up de la anterior entrega, esta vez se ha apostado por un estilo clásico de lucha uno contra uno, que se asemeja mucho, por no decir que calca, el estilo de los Ultimate Ninja Storm.
Así, con la cámara a la espalda, podremos mover a nuestro caballero favorito por el escenario a nuestro antojo, mientras buscamos la mejor forma de atacar a  nuestro rival.



El sistema de combate es bastante simple, pero no por ello menos divertido. A parte de los ataques normales, podemos usar hasta 3 ataques especiales, que harán papilla a nuestro rival, en especial el poderoso ataque Big Bang, capaz de arrebatar gran parte de la barra de vida si éste consigue alcanzar a nuestro enemigo. Cabe decir que todos los combos y ataques se han cuidado muchísimo, así como los movimientos más simples, como cargar cosmos, estarán perfectamente representados. De esta forma, podremos ver a Seiya representar la constelación de Pegaso con sus brazos, tal y como hace en la serie, mientras su barra de cosmos se recarga. Pero lo mejor sin duda, son los ataques Big Bang, donde veremos una cuidadísima representación del ataque realizado por nuestro personaje. A veces querremos entrar a una pelea solo para volver a ver aquel ataque que nos dejó boquiabiertos la primera vez que lo vimos.


Los gráficos represetan el otro plato fuerte del juego, y ya que he hecho antes la comparación con los juegos de Naruto, tengo que decir que, sin llegar a las cotas de excelencia de dicho titulo, se queda muy cerca y es para mí el segundo mejor Cell Shadding que he visto hasta ahora, justo por detrás del juego del joven ninja.
Se han combinado las texturas al estilo anime con otras más realistas para el metal de las armaduras y, la verdad, queda realmente bien. Y no solo eso, la expresividad de los personajes está fuera de toda duda y, me reitero, es en los ataques especiales donde más lo vamos a notar.


Una vez alabados los aspectos merecedores de ellos, llegamos a las partes no tan buenas, como el modo historia. Ya que se ha casi calcado el estilo de juego de los Ninja Storm, sería loable que hubiesen hecho lo propio con el modo historia, pero no. En su lugar, se ha tomado el camino fácil y, lejos de incluir algún tipo de cinemática o secuencia animada, los desarrolladores se han conformado con un serie de diálogos a base de personajes planos y estáticos acompañados de texto. Así, cada capítulo se torna poco menos que tedioso al tener que leer durante varios minutos una historia que apenas vamos a disfrutar si no la conocemos ya de antes. Y en caso de conocerla, mejor omitimos las escenas, ya que no aportan nada.




El resto son modos de juego clásicos, como VS, supervivencia, torneo galáctico y online, cosa que se agradece dada la pobreza del modo principal.
Al final del día, tenemos un juego basado en Saint Seiya que es muy cumplidor mientras estamos jugando, pero que hace que echemos muy en falta un modo historia decente, o al menos uno que no se base en textos con muñecos planos e inmóviles. Si eres fan de la serie y te gusta jugar online, ve a comprarlo de inmediato, así como si te gustan los juegos de anime con unos gráficos y jugabilidad deliciosos. Aunque mi consejo es que lo compres a precio reducido para evitar decepciones mayores.
Arde Cosmos!!


Metal Gear Solid V: Ground Zeroes

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-07-15T03:21:00.001-07:00



Solid  Snake se estaba haciendo de rogar, nadie puede negar que, tras la conclusión de la cuarta entrega de la serie todos quisimos volver a controlar a Snake y vivir cuanto antes otra aventura igual de buena.
Pero lo cierto es que esa nueva aventura se iba a hacer de rogar mucho tiempo y, de hecho, aun la estamos esperando. Metal Gear Solid V: The Phantom Pain será la incursión de Snake en la nueva generación de consolas y tiene una pinta alucinante, pero para los fans la espera se hace insoportable, y Kojima lo sabe mejor que nadie.


Así nació Metal Gear Solid V: Ground Zeroes, un prólogo jugable que ha levantado más odios que pasiones. Por un lado no podíamos esperar a volver a controlar a Big Boss de nuevo, y cuando apareció el primer trailer, mostrando el nuevo sistema de mundo abierto y el nuevo motor gráfico, se nos hizo la boca agua. Lo que no sabíamos es que esa nueva "aventura" iba a durar un suspiro y nos dejaría con ganas de más tras la primera hora de juego. Cierto es que incluye cuatro o cinco misiones secundarias extra que nos permite recorrer el único escenario que hay a diferentes horas del día, pero dichas misiones no son más que tareas como identificar y eliminar a un par de soldados, cubrir a Kojima desde el helicóptero o destruir unas torretas.



El apartado gráfico está fuera de toda duda y, nada más empezar la partida, podremos ver con atónitos ojos (más aun si se trata de la versión de PS4 o XboxOne) como el juego despliega ante nosotros unos modelos de personajes alucinantes acompañados de texturas nítidas y claras. Aunque hay algo de pooping pero se perdona cuando estás corriendo por ahí esquivando soldados. Es justo decir que cuando se le coge el gusto al nuevo sistema de juego, engancha de lo lindo.


Pero Ground Zeroes tiene más defectos que virtudes si lo comparamos con otras entregas de la saga. Solo tiene un escenario, no hay ni un solo jefe final y la primera y última vez que veremos al villano será durante la secuencia introductoria. Así, tenemos la misión principal, que no dura más de dos horas en el mejor de los casos, y aunque queda el extra de recoger los 9 parches de XOF, eso no me parece suficiente para justificar la escasa duración. Es cierto que la experiencia de juego es deliciosa y al finalizar, te quedas con muchas ganas de más, pero, aunque es barato, siento que es demasiado simple para ser un producto de pago.


En resumen, Ground Zeroes es un buen aperitivo de lo que veremos en The Phantom Pain, pero sienta un mal precedente. Por suerte, ha recibido merecidas críticas y esperemos que no vuelva a ocurrir. Si tienes muchas ganas de volver a jugar con Snake y estás dispuesto a pagar los 25 euros que suele costar, ya sabes lo que te vas a encontrar. Si eres capaz de controlar las ansias, me imagino que junto a TPP se incluirá GZ en una suerte de pack recopilatorio. Y si no, no creo que tarde demasiado en bajar de precio.


Wolfenstein: The New Order

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-05-31T03:37:00.001-07:00



Hay juegos que salen al mercado llenos de expectativa, ya sea por traer nuevas propuestas o por tratar de revitalizar una de las sagas más antiguas y queridas por los fans de los videojuegos. Éste es el caso de Wolfenstein TNO. No es una tarea fácil cargar con esa responsabilidad y dar en el clavo, pero Bethesda lo ha hecho. Con este nuevo Wolfenstein nos ha regalado una experiencia nueva pero clásica a la vez, teniendo todos los elementos de los antiguos juegos de la saga pero remozándolos para que tengamos la sensación de estar jugando algo nuevo. La sensación es increíblemente dulce y satisfactoria.


El nuevo juego de ID Software nos pone a las puertas de un mundo alternativo en el que los nazis han ganado la 2ª Guerra Mundial y han impartido el III Reich por doquier. Y lo consiguieron robando una super tecnología a un grupo de inventores, gracias a la cual lograron robots y armas a siglos de diferencia de las que los Estados Unidos usaron contra ellos. Ahora, todos los que no son de raza Aria es esclavizado o eliminado en enromes campos de concentración repartidos por el planeta y solo un reducido grupo de resistencia será capaz de acabar con ellos y restaurar el equilibrio.



Nosotros controlamos a Blaskovitch, el soldado que ya prestó sus fuerzas con anterioridad en los juegos anteriores, y no ha perdido ni un ápice de sus capacidades. Como buen shooter clásico, para recuperar vida no bastará con escondernos y esperar, ya que la regeneración es parcial. Así, nos dejaremos la piel en cada tiroteo y luego sudaremos para encontrar piezas de blindaje y botiquines para prepararnos para la siguiente refriega. Y cuando digo que nos dejaremos la piel, me refiero a que la I.A es una de las mejores que visto en bastante tiempo. Los nazis se cubre, nos rodean, tiran granadas y las devuelven si las lanzamos nosotros, no aparecen dos veces por el mismo sitio y esquivan las balas como si de los elegidos de Matrix se trataran.


Esto dota al juego de un gran desafío a la hora de recorrer los niveles, pues nunca sabes cuando te impactará un misil lanzado por un enemigo acorazado, y será vital elegir bien las armas y saber conservar cierta munición por si acaso aparece ese robot gigante blindado que tantos problemas nos suele dar.
La cantidad de armas es bastante destacable, y lo mejor es que según la época en la que nos encontremos o el lugar, serán diferentes aunque sean el mismo tipo de arma. No es lo mismo un rifle de los nazis que uno de la resistencia, y lo mismo pasa con las escopetas o las pistolas.


Gráficamente, Wolfenstein se torna un producto agridulce. En ningún momento quiero decir que se trate de un juego con malos gráficos, pero tiene detalles muy buenos por otros que no se explican a estas alturas.
Las caras de los personajes están a un nivel muy alto y lo mismo ocurre con los efectos de luz y partículas, aunque hay texturas en paredes o paneles que se muestran excesivamente borrosas en las versiones de PS3/Xbox360, mejorando un poco en las versiones de nueva generación, pero que aun así no tienen el nivel que deberían.


Pero eso pierde toda la importancia cuando nos encontramos un juego enormemente divertido y desafiante. Además es rejugable, y no solo por la gran cantidad de secretos que se reparten por cada misión, sino por la posibilidad de elegir entre dos de nuestros amigos. Uno de ellos se dejará la piel y el otro nos acompañará durante todo el juego, con lo cual siempre nos estaremos preguntando qué hubiese pasado si en lugar de uno, estuviese el otro a nuestro lado, ya que sus personalidades son muy diferentes.


Wolfenstein The New Order es un shooter altamente recomendable si te gusta el género o si fuiste de los que invirtió horas en el original. Sin duda te sentirás como si lo jugases de nuevo pero realzado con la tecnología actual. Apoyándose en unos buenos personajes y villanos y en un sistema de juego clásico pero a la vez nuevo y divertido, es seguro que si empiezas, no pararás hasta saber qué le ocurrirá al bueno de Blaskovitch al final de su cruzada para detener el holocausto nazi.


Bound by Flame

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-05-30T14:01:00.000-07:00



Cuando vemos un juego de rol occidental que no es Skyrim o Dragon Age o alguno de los que siempre copan las listas de ventas, y siempre suelen ser de lo mejor que ha habido en años, llegan las inevitables comparaciones. Y es algo natural pero eso también hace que seamos más difíciles de contentar y que los programadores no se atrevan a según que cosas. Es bueno no ser conformista, pero a veces nos pasamos de exigentes en algunos temas pero claro, estamos pagando con nuestro valiosos dinero y es absolutamente comprensible que tengamos un nivel de exigencia mínimo. Pero tampoco es bueno lapidar un juego porque no cumpla con algún apartado en concreto cuando resulta bueno o excelente en todos sus otros. Y más si eses apartado en el que no acaba de brillar es en el que menos importancia tiene si lo comparamos con los demás. Estoy hablando de los gráficos, claro.


Y así, Bound by Flame se presenta ante nosotros, mirando con timidez tras unos gráficos que no pueden ni compararse a los grandes, pero teniendo absoluta confianza en que los que se atrevan a pasar esa comprensiblemente difícil barrera, obtendrán una dulce recompensa. Y no es otra que un juego divertido, completo y sobretodo, desafiante como pocos. La base es similar, por no decir idéntica a Dragon Age. Empezaremos con un personaje del cual podremos elegir su sexo, nombre, pelo y cara, siendo esto un limitado editor, pero la personalidad del personaje quedará fuera de toda duda tras los primeros minutos de partida. Me han parecido realmente conseguidas las conversaciones entre los personajes, así como la traducción a nuestro idioma (solo textos) en la que no se han escatimado insultos, frases adaptadas para que suenen mejor con nuestras palabras y expresiones que realmente dejan ver que se ha puesto énfasis en cuidar el producto.



El sistema de combate se basa en el tiempo real y se asemeja al de DAII. Podemos golpear a nuestros enemigos pulsando repetidamente el botón asignado al arma y podemos fijar el objetivo y cambiarlo activamente durante la pelea. Tenemos a nuestra disposición un arma grande, otra pequeña y una ballesta, a parte de la magia de fuego que nos da el demonio interior que nos ha poseído, con la que podremos desde disparar bolas de fuego, hasta incendiar nuestra arma para causar mucho más daño. Durante el juego encontraremos espadas de todo tipo como mandobles, cimitarras, hojas élficas, etc, pero no solo de espadas viviremos, sino que también habrán hachas y cosas similares pero a efectos útiles se usan igual, pero el peso no es el mismo así que habrá que vigilar. Las armas cortas son solo dagas aunque, al igual que con las espadas, hay de muchos tipos.



Pero Bound by Flame no se conforma con darnos gran variedad de armas, sino que también logra que cada tipo de arma se base en una forma de pelear distinta. Con la espada equipada seremos más lentos pero contundentes y podremos asestar un rodillazo que empuje a nuestro rival y le haga apartar el escudo, en caso de que lo lleve, además de que podremos cubrirnos de los golpes. Cuando sean las dagas las armas que ocupen nuestras manos, seremos mucho más rápidos pero no podremos cubrir, cosa que se suple con la habilidad de esquivar dando un salto hacia atrás, además de poder entrar en modo sigilo para pillar a nuestros enemigos desprevenidos. A esto hay que sumar la posibilidad de aprender habilidades específicas para cada arma, como recuperar vida con la espada desenfundada.
Todo esto consigue que estemos pensando en todo momento qué arma o ataque conviene más en cada momento, y si vale la pena seguir atacando o es mejor retroceder y sacar la espada para curarnos un poco.


Y el juego no es fácil precisamente. Los monstruos, demonios y demás fauna variopinta que nos espera durante los escenarios del juego no nos pondrán las cosas fáciles en ningún momento. A través de bosques, cuevas, castillos o cloacas infectas deberemos pensar cada movimiento y cada ataque, pues incluso el orden en el que empezamos a atacar a los enemigos cuenta. Elegir si matar antes al arquero o al esqueleto de la espada drena-magia puede ser la diferencia entre la victoria y la derrota.
Y se agradece muchísimo que le juego te permita guardar cuando quieras con solo pausar la partida. Aunque a veces te puedes confiar y pensar que ese troll de delante es pan comido y te lances a por él sin guardar, pero éste te aplaste y tengas que volver a la última vez que se te ocurrió guardar.
Aunque tras unas pocas peleas, te darás cuenta de que guardar es vital, así que lo harás a menudo.


Con todo, Bound by Flame nos regala una aventura que ronda las 20 horas y que no escatimará a la hora de tratar de divertirnos. Con personajes secundarios interesantes, con los que podremos hablar, preguntar, relacionarnos e incluso tener relaciones amorosas. Y hay que vigilar lo que decimos, ya que puede que una respuesta mal dada puede hacer que un compañero nos abandone y no vuelva más que para llevarse nuestra cabeza en una bolsa. Otro apartado interesante es el de la mejora de armas, pudiendo cambiar desde la empuñadura hasta el adorno del extremo. Cada una de estas mejoras nos pedirá objetos más o menos difíciles de encontrar, pero también nos brindarán ventajas, desde subir nuestra defensa, hasta darnos más resistencia al veneno o la magia. Y lo mismo pasa con las armaduras, pudiendo cambiar desde la pechera hasta las hombreras. Así que las horas y la exploración están garantizadas, pues hay metales que no se encuentran bajo las piedras precisamente.


En definitiva, BbF me ha parecido un gran RPG que no merece la mala crítica que está teniendo. Puede no tener los gráficos de Skyrim, pero a mí me ha parecido tremendamente divertido, y con las suficientes bondades como para que se puedan pasar por alto sus carencias técnicas. Eso sí, ya que sus gráficos son pobres, mejor verlo con la mayor calidad posible, así que si tienes PS4, no te lo pienses y elige esa versión, ya que es la única consola de nueva generación para la que ha salido, y en ella se aprecia una mayor resolución y fluidez. Pero lo que es seguro es que, sea en la consola que sea, Bound by Flame es un humilde pero prometedro RPG que tiene potencial y que, de convertirse en saga, dará que hablar en futuras entregas. Si empiezas, no podrás parar, estás avisado.



Ryse: Son of Rome

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-05-13T01:57:00.001-07:00



Xbox One ha llegado, y lo ha hecho para demostrar que tiene mucho que ofrecer. Y parte de ese mucho es, sin duda, potencia técnica. Ryse ha sido creado para dar fe de ello y nadie puede negar que su calidad técnica es excelente y, desde la primera escena hasta la última, vamos a alucinar con sus increíbles gráficos.
Me gustaría decir que el juego que nos ocupa va más allá de los técnico y de las florituras gráficas, pero estaría mintiendo. El juego de los hijos de Roma nos llevará a través de una interesante historia de venganza y muerte, pero no pasará de ser una experiencia meramente visual.



Con esto no quiero decir que el juego no sea divertido, al contrario, me lo he pasado en grande cortando brazos y ensartando enemigos con mi espada, pero la verdad es que, tras las primeras horas de juego, uno se da cuenta de que el juego ha tocado techo en lo jugable, y que la experiencia de juego no va a cambiar hasta el final. Se trata de un hack and slash bastante básico. Tenemos un botón para atacar, otro para cubrir y otro para romper la defensa del enemigo, además de los gatillos que sirven para ejecutar cuando llegue el momento o para activar el modo furia, en el que nos convertiremos en máquinas de matar durante unos segundos. Cada vez que matemos a un enemigo, podremos elegir si ganamos vida, potencia de ataque, experiencia extra o furia.


Según vayamos matando enemigos, ganaremos puntos que podremos gastar en mejorar a nuestro gladiador.
Así, cada vez tendremos más vida, más furia y más variedad de ejecuciones, pero una vez más, no pasa de lo visual, porque en lo práctico, es lo mismo darle a un tío en la cara con el escudo y después ensartarlo, que tirarlo al suelo y pisarle la cabeza. Morir, morirá igual, pero la verdad es que se agradece la variedad de formas en la que el protagonista da muerte a sus enemigos. A parte del combate, el juego no tiene más. Sólo avanzaremos por escenarios lineales en los que, como mucho, tendremos que trepar algún saliente o empujar un obstáculo, pero nada demasiado profundo.



Con todo, Ryse se torna un juego divertido pero limitado. Merece la pena si te gusta disfrutar de unos buenos gráficos, en este caso muy buenos. Pero si buscas algo profundo y variado, Hijos de Roma no va a saciarte. La verdad es que, a precio reducido, como lo he encontrado yo, es recomendable, y además consigue que te alegre el estrenar tu nueva consola. Es uno de esos juegos que parecen más una demo técnica que un juego completo y profundo. En resumen, si lo ves a buen precio y tienes la XboxOne, no lo dudes. Sabrá divertirte durante unas horas y además te dejará pasmado con su despliegue técnico.


Últimamente: Xbox One

Etiquetas: [Últimamente]  
Fecha Publicación: 2014-04-28T04:02:00.000-07:00



Finalmente se ha cerrado el círculo y la última de las consolas de nueva generación ha entrado en mi casa. Me he pillado el pack con Titanfall aprovechando una super oferta en MediaMarkt que, además, me ragalaban el Dead Rising3. Mejor imposible y encima me llevé el Ryse a mitad de precio. Que cómo me siento? Pues evidentemente genial, ahora tengo la libertad para comprar cualquier juego de consola sin importar para qué sistema sea, pero a la vez también he tenido mi ración de decepciones. No puedo decir que Xbox One sea una mala consola, al revés, es un sistema excepcional y trae consigo muchas cosas buenas que no me esperaba. Al contrario de lo que se dijo en su momento, la nueva consola de Microsoft no tiene ninguno de los aspectos polémicos anunciados hace tiempo, y sí nos brinda posibilidades que vienen para hacernos más cómoda la vida de jugador, pero también más difícil en otros aspectos.


Para empezar, me he encontrado con el primer problema. Algo tan sencillo como poner un juego y jugar ya no es tan sencillo. La consola necesita horas para instalar un juego desde el disco. Sí, has leído bien, a veces serán necesarias varias horas para que la consola instale los datos y podamos empezar a jugar. A mí me tardó mucho, no lo cronometré pero mucho para instalar Ryse, y he leído por internet casos de gente que dice llevar 6 horas instalando y no pasa del 1%... Y antes de esto toca instalar actualizaciones, y la cosa no mejora, tuve que dejar la consola encendida dos días con sus respectivas noches para descargar las actualizaciones de Ryse y Dead Rising 3...




Aunque también es justo decir que todo lo lenta que es por un lado, lo compensa por otro. Si estás cansado de jugar, se acabó lo de esperar a llegar al siguiente punto de control o de buscar el punto de guardado, ya que, previa configuración, puedes apagar la consola tranquilamente y, al encenderla, no pasarán ni 5 segundos para que nos deje exactamente en el punto en el que estábamos. Debo decir que este aspecto me ha gustado mucho y quisiera que todas las consolas lo hiciesen en adelante.



Y pasamos a lo que realmente importa. Los juegos. ¿Cumple XboxOne las expectativas? Pues sí y no. Como en el caso de PS4, los primeros juegos saben demostrar qué nos espera en cuanto a gráficos. Sobretodo Ryse Son of Rome nos dejará con los ojos como platos desde el primer minuto hasta el último. Tanto modelados como escenarios, pasando por la iluminación y los efectos, todo está cuidado al milímetro, aunque peca de falta de resolución en algunos casos y se nota, pero no es determinante para disfrutar del juego. El problema está en el apartado más importante, la jugabilidad, y ahí es dónde Ryse no cumple en absoluto su papel. Durante todo el juego avanzaremos por escenarios pasilleros y totalmente guiados y solo seremos interrumpidos para matar una y otra vez a los mismos dos o tres enemigos.



En el caso de Dead Rising 3 la cosa es al contrario, los gráficos no impresionan y, al margen de la cantidad ingente de zombis que mueve la consola sin inmutarse, es un juego que no impresiona en particular, pero es divertido como pocos. Me ha sorprendido mucho la cantidad de armas, objetos, vehículos, combinaciones, etc, que el juego ofrece. No me he aburrido ni un solo momento desde que lo empecé. Así que por un lado Ryse tiene poderío gráfico pero nada de jugabilidad, y Dead Rising 3 tiene diversión a raudales pero poco que ofrecer en lo gráfico. Aunque en general estoy contento con XboxOne, da la sensación de que podrían haber sido mejores los juegos que la han acompañado en su lanzamiento.




De Titanfall poco puedo decir ya que es un tipo de juego que no me gusta, pero se lo quería regalar a mi compañero de piso y amigo, que a él le encanta y le está pegando buenos vicios :)  Por lo que le he visto jugar, es un shooter multijugador más, con nuevas mecánicas como el parkour y el uso de Titanes como una recompensa por racha de muertes. Gráficamente está bastante cuidado, con algún problema de framerate pero con la intensidad de las partidas, no te fijas en eso precisamente.
Ahora solo me queda esperar con ansia a que Halo 5 sea una realidad, pero mientras tanto intentaré exprimir al máximo todo lo que esta gran caja negra tiene para mí.


Infamous: Second Son

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-04-17T10:25:00.002-07:00



Cole ya es historia. Tras regalarnos dos juegos realmente buenos en PS3, su sustituto viene para quedarse en la nueva entrega de la saga. Como su nombre indica, Second Son hace referencia a que tenemos ante nosotros a un nuevo conductor con nuevos poderes. Su nombre es Delsin y es radicalmente diferente a Cole en todo. Él disfruta usando sus poderes, aunque al principio no le hacen mucha gracia, acabará dándose cuenta de que son la única manera de hacer frente a una fuerza mayor.


La historia nos sitúa en un mundo en el que la gente con poderes está considerada monstruos y delincuentes de la peor calaña, por lo que son encerrados y ajusticiados por el D.U.P, una organización policial que imparte su propia justicia con los conductores. Delsin se topa con un usuario de poderes de ceniza y, al tocarle, su condición de conductor le dota de los mismos poderes, y rápidamente se da cuenta de que tenerlos no está tan mal. Y es entonces cuando entra en escena Augustine, la principal villana de la historia y usuaria de poderes de hormigón, y con la intención de hacer confesar a Delsin tortura a su familia y amigos, pertenecientes a una tribu, usando sus poderes contra ellos. Pero el problema viene cuando Delsin descubre que la única forma de curar a sus amigos es utilizando los mismos poderes que les hirieron, así que decide embarcarse en la ardua cruzada de absorber los poderes de Augustine.



A partir de este punto, nuestro protagonista le coge el gusto a sus poderes y se empieza a dar cuenta de que los usuarios no son peligrosos, sino que sólo se defienden del D.U.P, los auténticos enemigos. Así da comienzo un enorme sandbox que, gracias al uso de los poderes, nos permite una gran libertad para trepar edificios a la velocidad de la luz, planear, aturdir o matar a nuestros enemigos... Y es que en todo momento tendremos que decidir si somo buenos o malos, desde cosas simples como matar o perdonar a los enemigos comunes a cosas más relevantes para la historia, como encarcelar a un personaje secundario o reclutarlo para que nos ayude.


En lo referente a los gráficos nos encontramos con un trabajo brillante en casi todos los apartados, pero la palma se la llevan los rostros de los personajes. Con una expresividad brutal, reflejan en todo momento lo que sienten o lo que piensan. Están tan bien hechos que no podremos evitar sentir empatia cuando sufren o reírnos cuando ponen una mueca exagerada. Los escenarios no van a la zaga y siempre tendremos a nuestro alcance una gran extensión de terreno por el que correr, trepar o destruir. Y si rompemos algo, estallará en pedazos y ahí se quedarán. En general es un juego que se nota cuidado y da gusto pasearse por ahí y admirar el gran trabajo realizado.


Además tiene un gran valor rejugable, ya que cada decisión tomada influirá menos o más en los acontecimientos futuros, a parte de tener dos grandes decisiones finales que harán que nuestro final sea uno o otro. Pero lo recomendable es elegir un camino, ya sea bueno o malo, y mantenerlo hasta el final, para ser consecuente con nuestras acciones, así además tenemos una excusa para pasarnoslo de nuevo.
Con todo, Second Son es un juego, en mi opinión, muy bien hecho, divertido y con un carisma pocas veces visto. Puede que Delsin no te entre muy bien si estabas acostumbrado a la seriedad y frialdad de Cole, pero para mí es un grandísimo protagonista que espero que regrese en la siguiente entrega de la saga.




Castlevania: Lords of Shadow 2

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-03-23T14:45:00.000-07:00


Castlevania: Lords of Shadows 2 viene para continuar donde la primera parte lo dejó. Con un Gabriel convertido en Dracula, príncipe de las tinieblas y todopoderoso señor de los vampiros. Harto de su inmortalidad, decide aceptar la oferta de su antiguo enemigo Zobek, la cual consiste en impedir el advenimiento de Satán en la Tierra a cambio de acabar con su longeva y aburrida vida.
Así da comienzo una de las mejores aventuras de los últimos meses, combinando con gran acierto exploración, acción desenfrenada y plataformas, todo envuelto por unos escenarios sublimes y llenos de detalle que harán que recorrerlos sea tan sorprendente como satisfactorio.


El desarrollo del juego no cambia demasiado respecto al de su antecesor, Gabriel, o Drácula, puede blandir su látigo con envidiable maestría para azotar a sus enemigos hasta la muerte, además de una espada y unos guanteletes de fuego. Estos últimos vienen a ser los sustitutos de las magias azul y roja del primer juego y sirven para lo mismo, al golpear con la espada recuperamos vida y si lo hacemos con los guanteletes, romperemos los escudos de nuestros enemigos. Sólo hay estas tres armas en el juego pero son suficientes para que se sienta variado, pues cada una de las tres tiene una lista bastante aceptable de técnicas para dominar. Así, cada vez que utilicemos una técnica, esta ganará experiencia y, cuando esté llena, ganará fuerza, por lo que el juego nos insta a ir variando nuestra forma de luchar.

Las plataformas y los saltos siguen estando a la orden del día, pero ahora podemos girar la cámara a nuestro alrededor y los escenarios ya no son lineales como en la primera parte. LoS2 nos plantea un mundo abierto en el que podemos ir al punto indicado en el mapa para seguir con la historia, o podemos explorar por donde queramos, ya sea en la actualidad o en el inframundo. Repartidos por ambos mundos encontraremos objetos que servirán para ampliar nuestra vida o magia así que siempre es buena idea mirar en todas partes por si acaso. 


En cuanto a los gráficos no hay mucho que objetar. El esfuerzo realizado por Mercury Steam es encomiable y deja en pañales a casi todo lo que ha salido actualmente. A unos personajes exquisitamente detallados hay que sumarle unos decorados que quitan el hipo. El gusto por el detalle es abrumador y no existe ningún escenario en el juego que esté vacío o falto de elementos. Todo está cuidado al milímetro. 


La historia empieza algo floja, no hay mucho más que Dracul intentando acabar con los acólitos que tratan de devolver a la vida a Satán, pero según avanza, se torna más interesante hasta llegar a un punto en el que es imposible abandonar al juego hasta alcanzar su final. Puede que éste sea algo polémico y que no sea del agrado de todos, pero yo creo que es un final inesperado y que sabe jugar al despiste. Y hablando del final, para alcanzarlo necesitaremos más de 20 horas si no nos paramos mucho y luego nos quedan los desafíos y repetir en una dificultad más elevada, ya que el juego no es fácil y completarlo en la máxima dificultad supondrá un gran desafío.


Para acabar hay que decir que no todo en el juego son rosas y violas, ya que las nuevas mecánicas de infiltración pueden llegar a cansar, pues no aportan nada y son repetitivas. Hay momentos en los que puede llegar a agobiar, sobre todo en cierto nivel en el que tenemos que huir de un fauno. A excepción de este detalle, para mí es un juego muy recomendable, tanto si eres fan de la saga como si no, ya que al principio se nos explica toda la historia en un resumen bastante esclarecedor. Si te gustan los hack and slash, cómpralo, y si te gusta Castlevania, más aún. Es uno de los juegos más divertidos que puedes encontrar hoy en día.
Al menos en mi humilde opinión.  


Últimamente: Infamous Second Son

Etiquetas: [Últimamente]  
Fecha Publicación: 2014-03-20T11:47:00.000-07:00


Esta mañana he ido a ver si ya tenían Infamous SS en las tiendas, y la sorpresa ha sido grata cuando lo he visto a la venta a primera hora. Lo he conseguido barato al intercambiarlo gracias al plan Cambiazo de Media Markt. Hasta aquí todo perfecto, yo sabía que me estaba llevando a casa un buen juego y además un exclusivo de PS4, que siempre va bien para sentir que tu consola es valiosa.


Cuando he llegado y lo he iniciado la sorpresa no pudo ser mayor. He alucinado como con pocos juegos.
A unos gráficos de infarto hay que sumarle un protagonista carismático hasta decir basta, unos secundarios que no le van a la zaga y un sistema de juego ágil y fácil de dominar. Me he encontrado riéndome con casi cada comentario que soltaba el prota, ya fuese por lo irónico como por lo humorístico de sus frases.



Nos ponemos en la piel de Delsin, un chico normal que se ve metido de lleno en la disputa eterna entre conductores (gente con poderes) y los normales. Cuando se cruza con un hombre con poderes de fuego, Delsin los recibe por ser un "conductor" y eso le llevará a confrontaciones con los suyos que le cogerán miedo a causa de sus nuevos "síntomas". Ahora le corresponde a Delsin arreglar el problema e ingeniárselas para volver a la normalidad, además de lidiar con la gente que le teme. El problema viene cuando nuestro héroe le empieza a coger el gustillo a sus poderes y ya no le parece tan mal tenerlos.


Apenas lo he jugado una hora pero estoy deseando volver a ponerme a los mandos y descubrir que tiene que ofrecerme un juego que, en poco más de 60 minutos, ya me ha conquistado. De momento no podría estar más contento con mi compra, y encima me ha salido a mitad de precio gracias al Cambiazo. No podría estar más contento.

THIEF

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-03-18T11:28:00.000-07:00



THIEF es un juego que para muchos no necesita presentación. Aunque para otros sea algo nuevo, lo cierto es que ya lleva 4 entregas a sus espaldas, contando esta. Yo soy de los que lo miran como algo desconocido ya que nunca había tenido el placer de ayudar a Garret en sus aventuras.
Cuando vi los primeros vídeos del juego no me llamó la atención en especial, pero fue su propuesta de sigilo absoluto lo que hizo que mi mirada se centrase en este nuevo juego.


En THIEF no puedes cometer errores, ni atacar a los enemigos abiertamente, de forma que, si somos descubiertos, probablemente moriremos, a menos que seamos muy hábiles escapando. Lo único que tenemos para defendernos de los enemigos a parte del arco, es una porra que no sirve para nada, los guardias ni se inmutan cuando les pegas con ella, a menos que activemos la concentración. Todo está construido de manera que tengamos que pensar primero y actuar después. Aunque ya hay juegos así como Splinter Cell o cualquiera que se base en el sigilo, en todos ellos se nos da la opción de luchar cara a cara con nuestros enemigos y podernos librar del problema por la fuerza. En THIEF no se puede. Tenemos un arco que nos permite disparar flechas de diversos tipos, como incendiarias para crear una distracción; de agua para apagar antorchas y crear oscuridad o las dentadas para matar a un soldado de lejos atravesando su casco.



El juego nos narra un capítulo de la vida de Garret, un experto ladrón que tiene sus propias normas sobre su "trabajo". Solo se mata si es muy necesario, cosa que su compañera no comparte y eso hace que no se lleven muy bien. Ella se va volviendo pretenciosa y hace que cometa un error fatal y desencadenar los hechos que conforman la aventura. Nos corresponde a nosotros controlar a Garret para solucionar el gran problema y para ello tendremos que superar 7 capítulos llenos de objetos que robar, soldados que engañar y evitar y multitud de escenarios llenos de opciones para escalar, deslizarnos y buscar el mejor camino para llegar al objetivo de la manera que más nos guste.


Lo que vayamos robando se convertirá en dinero que podremos utilizar para comprar pertrechos y objetos curativos, por lo que se vuelve primordial ir mirando hasta debajo de las piedras para robar todo lo posible. A parte de las misiones principales también encontraremos personajes que nos propondrán otras misiones secundarias que servirán para enriquecernos aun más, aunque no es necesario en ningún momento completarlas para avanzar en la historia. En cuanto al apartado técnico solo puedo hablar de la versión de PS4 pues es la que poseo, y debo decir que es un juego excelente en este aspecto. Las texturas son claras y nítidas, las caras de los personajes están muy bien detalladas y los escenarios en general no escatiman en detalles. Solo existe un problema y es en las secuencias de vídeo, donde encontraremos tirones y alarmantes bajadas de frames que harán que veamos algunos vídeos de manera poco afortunada.


En general el juego es bastante bueno y es muy satisfactorio ya que obliga a pensar y se torna un buen desafío, aunque no siempre es justo y, al menos para mi gusto, a veces no está bien ajustado. No es posible noquear a los guardias de forma sigilosa y eso es bastante incómodo para resolver algunas situaciones. Cuando nos acercamos a un guardia por la espalda, el juego nos da la opción de pulsar el botón de noqueo, pero eso solo sirve para que Garret le propine un sonoro garrotazo en la cara, cosa que alertará al resto de guardias si están cerca. Me parece bien que el juego obligue a ni siquiera tocar a los enemigos pero al menos podría proporcionar la opción de noquear sigilosamente.


THIEF es un juego divertido y que nos obligará a pensar bien a cada paso nuestras acciones, quizá las 8 horas que dura (sin misiones secundarias) se antoje poco para algunos jugadores pero para mí ha sido perfecto y me lo he pasado bien con él. Algo frustrante en algunas ocasiones pero recomendable en general.


Round 1: Juegos de lucha frente a frente

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-02-24T06:53:00.001-08:00


Los juegos de lucha siempre han formado parte de mi vida de videojugador, no es mi género favorito pero si que he echado infinidad de horas a cada uno de los títulos que poseo. En este artículo me dispongo a expresar mis experiencias con cada uno de los juegos de lucha a los que he jugado en los últimos meses. Puede que sea muy estricto con alguno de los títulos, pero lo que escribo es exactamente lo que siento cuando juego con cada uno de ellos, así que: Listos..... A luchar!!


                                                    STREET FIGHTER IV

A estas alturas no existirá nadie al que le gusten los videojuegos y no sepa cual es el juego que inició la fiebre por la lucha virtual. Nada menos que la segunda parte del juego de Capcom, que hizo que muchos se dejasen los ahorros para comprar una Super Nintendo para poder jugar a la recreativa en su propia casa.
Cuando salió la cuarta entrega muchos pensaron que no sería gran cosa, nada más que SF II con gráficos modernos, y en parte así es. 


Los gráficos se trabajaron con extremado cuidado porque la jugabilidad ya casi estaba construida, con incontables revisiones de SF II, SF III y alphas de por medio, ya poco quedaba por pulir así que se echó el resto en el apartado visual. El problema radica en que su jugabilidad es muy especial y específica. Con esto quiero decir que no todo el mundo lo puede disfrutar desde el principio y puede volverse frustrante. Es mi caso, al menos, y me encuentro con un juego exigente y que no tolera errores. Los enemigos me acribillan a técnicas y no puedo hacer nada más que defenderme y lanzar algún que otro golpe, pero eso tampoco funciona y me encuentro arrinconado a la mínima y recibiendo ataques que no puedo parar. 


Eso nos lleva al tema de la dificultad, pues en mi opinión está mal ajustada. Hay un montón de modos de dificultad pero ya en normal me cuesta la vida ganar una pelea, y eso que en Tekken o DoA soy capaz de jugar en normal y hasta en difícil a veces. En SF IV necesito ponerlo en fácil para poder disfrutar de una pelea, pero la I.A. del rival no me permite disfrutar durante mucho tiempo, y será lo común encontrarnos un contrincante que no para de repetir el mismo ataque una y otra vez, y si me atrevo a acercarme con un salto por ejemplo, me destruye con un uppercut o algo así para volver a iniciar el bucle de ataques de antes (quién no se ha topado con Guile y sus sonic boom infinitos o Sagat y sus Tigger Uppercut?)


Sí, soy muy malo, eso está claro, pero si además de no ser muy hábil tengo que lidiar con unos rivales que luchan lo más sucio posible, entonces deja de ser divertido. Esto no me pasa en ningún otro juego y hace que rechace SF IV ante la posibilidad de jugar a otro juego en el que no me tenga que enfrentar a enemigos tramposos. Con esto no quiero criticar el estilo de juego, pues es profundo y, cuando se domina, es tremendamente satisfactorio, pero para llegar hasta ese punto tengo que sufrir mucho y no me apetece.


Así, me encuentro con un juego basado casi completamente en el spam de técnicas, muy poco accesible para alguien con poca experiencia y que se hace casi imposible para mí tener un combate variado. Pasamos al siguiente.



                                                TEKKEN TAG TOURNAMENT 2


 Con este la cosa cambia completamente, a parte de mostrar unos gráficos excelentes, al menos para mi gusto, me encuentro con un sistema de juego técnico pero fluido. Al poco de combatir unas cuantas veces, ya sé hacer varios combos y técnicas bastante efectivas y fuertes. Es justo lo contrario de SF IV, me hago con el juego enseguida y no tengo que sufrir porque los enemigos no me atosigan, me meten caña pero nunca spamean nada y es muy satisfactorio y divertido. Y eso que lo juego en Normal.


Es un juego que, para mi gusto, está cuidado al milímetro. Cualquiera puede disfrutarlo desde el minuto 1 y, cuando se llega a dominar, es muy gratificante. La sensación de control sobre el personaje es total para mí y, si pierdo, siento que lo he hecho por que he combatido mal, no porque la I.A. haya iniciado un bucle de técnicas efectivas. Con todo, siento que los combates son justos y requieren de la justa habilidad para hacerlos desafiantes y divertidos. En la mayoría de los casos, claro está, porque cuando el jefe final se pone serio, cuesta la vida y más ganarle, pero hasta llegar a él, Tekken Tag 2 es mi juego de lucha favorito hasta la fecha.


No puedo hacer más que hablar maravillas de este juego, pero es la sensación que me transmite al jugarlo, y sé que me quejaba de él al principio, pero una vez dominado, es excelente y siempre me apetece volver a jugar. Justo lo contrario de SF IV, con el cual casi cada pelea se torna frustrante y desequilibrada. Supongo que no estoy echo para la lucha en 2D. En resumen, Tekken Tag 2 es un grandioso juego de lucha que me divierte como ninguno. Y pasamos al siguiente.




                                             
                                                         DEAD OR ALIVE 5


Con este juego tengo sentimientos encontrados. Los gráficos son bastante buenos, sobre todo el modelado de personajes, aunque los fondos se muestran algo más discretos en cuanto a texturas, pero están llenos de elementos y además son destructibles y con varios niveles a los que acceder en medio de la lucha.
En cuanto a la jugabilidad es totalmente arcade. Siento que no hay mucha profundidad a la hora de pelear. Es cierto que es un juego basado en la defensa y por eso tiene su sistema de contraataques pero no lo acabo de ver bien implementado. 


Los combos se logran aporreando un botón. Quizá dos, pero solo con pulsar sin parar el botón de puño se puede lanzar al rival a volar. No es para comerse mucho la cabeza recordando técnicas y eso sienta bien porque es muy accesible. Cualquiera puede entrarle al juego y tener un combate variado. El problema viene con la dificultad, que la siento azarosa. A veces es muy difícil y a veces está chupado. Según el rival que te toque. 


La dificultad también está algo mal ajustada, como en SF IV. Tenemos un montón de modos de dificultad, como 6 o 7 pero en normal ya se pone difícil y costará bastante acabar el arcade. A eso hay que sumarle la sensación que me ha dado de combate por turnos. Me explico: yo le hago un combo a mi rival y este cae al suelo, no puedo alejarme de él a tiempo y me da una patada que me hace caer a mí también al suelo, y seguido de eso, empieza con un combo que me vuelve a tirar. Luego yo le doy a él otra patada y vuelta a empezar. El sistema de lucha parece hecho para eso. Primero te apalizo yo, luego tú y a ver quién aguanta más. 


En resumen la sensación que me ha dejado es de juego rápido y furioso, ideal para jugar sin pensar en técnicas o combinaciones, pero frustrante a ratos por su dificultad azarosa y su naturaleza de combate por turnos. Aunque es muy fácil conseguir un combate variado y es tremendamente accesible.



                                       GANADOR: TEKKEN TAG TOURNAMENT 2


Antes de nada quiero volver a repetir que esta comparación la he hecho según mi criterio y me experiencia personal. No soy un experto en juegos de lucha ni mucho menos, pero tampoco me interesa serlo así que, sí, soy malo pero también hay que pensar que un juego debe ser accesible para los novatos o los menos habilidosos, y a menudo hay empresas que se olvidan de este punto, como CAPCOM con sus SF o MvsC.
De entre todos los juegos de lucha que he jugado hasta ahora, TTT2 es sin duda el que más de ha divertido y me ha frustrado menos, así que lo elijo como claro ganador de esta comparativa.



Dragon Ball Z Battle of Z

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-02-16T11:10:00.001-08:00


Y aquí vamos otra vez, otro juego de DBZ, otra oportunidad para crear ese juego que los fans deseamos como agua de Mayo. Después del, para muchos, decepcionante Ultimate Tenkaichi (que para mí fue bastante divertido) llega el nuevo Battle of Z dispuesto a demostrar que no todo está dicho en el género de la lucha. Este nuevo título de nuestro querido Goku se revela como una adaptación de la recreativa solo disponible en japón, Zenkai Battle Royale, de la que toma prestados casi todos sus apartados, excepto el gráfico. Aquí es donde percibo uno de los principales problemas (que no el mayor) del juego que nos ocupa.


Tras dejarnos unos juegos en al pasada generación con unos gráficos que quitaban el hipo, ahora deberemos conformarnos con unos modelados de personajes que están lejos de aprovechar el potencial de las consolas para las que salen, incluso tengo dudas de si una vieja ps2 no podría reproducirlo sin problemas (al margen, claro, de las texturas en HD). Empiezo el análisis hablando de este apartado, no porque sea el más importante en un videjuego, sino porque en un juego de anime más que en ningún otro, los gráficos son lo primero que entra por los ojos. Y más cuando sus predecesores habían mostrado cierto virtuosismo en dicho tema.



Debo decir que los modelados de los personajes están muy bien y de hecho, según cual, me gusta mucho, pero no les vendría mal algo más de carga poligonal y de texturas menos borrosas. Dejando de lado los gráficos, paso a hablar de la jugabilidad, apartado no menos polémico y que para mucho ha lapidado el juego para siempre. Nunca lucharemos solos, siempre habrá como mínimo, un compañero a nuestro lado y así hasta cuatro personajes pueden formar nuestro equipo. Pero no hará falta que sean personajes diferentes sino que podrás ser cuatro Gokus, si nos apetece. Cada personaje se divide en categorías como ataque, apoyo, lanzador de ráfagas, etc, con lo cual será importante elegir muy bien a quién queremos según el rival al que nos enfrentemos.


Tenemos una acción por cada botón así que no será muy difícil dominar el sistema de juego. Esto le da una simplicidad que puede ser una moneda de doble cara, pues si bien es fácil dominar el juego, también está carente de profundidad y puede llegar a aburrir a los que busquen algo más exigente. Y hablando de exigencias, el juego no nos pondrá las cosas nada fáciles pasada la mitad del modo historia. Al principio los rivales caerán ante nuestros ataques y no representarán un desafío demasiado alto, pero una vez lleguemos a la etapa de Freezer, empezaremos a notar que nuestros golpes no le hacen casi nada y que será vital aprender a luchar con cabeza. Aquí es donde entra el sistema de cartas y de mejora. Con cada victoria obtenemos cartas que actúan a modo de potenciador y, con ellas equipadas, podremos mejorar el ataque, la defensa o la velocidad, siendo así mucho más fácil hacer frente a enemigos especialmente desbocados como Célula perfecto.


Otro de los grandes problemas del juego es sin duda la I.A de nuestros aliados, dejándonos vendidos en la mayoría de ocasiones. No serán pocas las veces que moriremos y pasarán por nuestro lado sin nisiquiera molestarse en revivirnos. Su prioridad será lanzarse de cabeza contra los ataques del enemigo y así gastar todas nuestras vidas dando lugar a la pantalla de "misión fallida". Y no hay nada más frustrante que ver como un enemigo especialmente duro, al que solo le quedaba un suspiro para ser derrotado, se salga con la suya porque nuestro aliado ha pasado de revivirnos.


Después de todas las quejas profesadas hacia el juego, también es justo decir que se trata de un juego muy divertido, cuando se deja jugar, y que nos dará muchas horas de juego si queremos desbloquear a todos los personajes. Casi siempre será acabar una misión obteniendo un rango S y derrotar a Goku ssj3 obteniendo dicho rango será una tarea harto complicada. En resumen, si eres fan de DBZ y buscas algo que se aleje de una vez por todas del ya manido estilo Tenkaichi, este es sin duda tu juego, pero deberás ser capaz de perdonar todo lo mencionado hasta ahora. Si no te gusta la serie y solo buscas un juego de lucha, aléjate de él como de la peste, pero lo que es seguro es que los DragonBall Maníacos tenemos una cita asegurada con este juego.


Skylanders Swap Force

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-02-01T07:50:00.000-08:00



Para empezar con éste título antes me gustaría hablar un poco de los dos juegos anteriores. Skylanders es una franquicia que a primera vista puede parecer insulsa dada su naturaleza saca-cuartos. Es, en resumen, un dungeon crawler bastante simple y de aspecto infantil en el que nuestros personajes son figuritas de plástico que tendremos que comprar en las jugueterias. Tras ponerlas sobre el portal de poder, que no es más que una plataforma de plástico que viene con el juego, las figuras cobran vida en la pantalla y podremos controlarlas. Esto es una moneda de doble cara porque por un lado es una forma vil de sacarnos el dinero ya que, durante el juego, habrán puertas por las que sólo podremos pasar si tenemos un Skylander de un tipo determinado, pero por otro lado, si te gusta el juego acabarás encontrando uno o más personajes que te gusten y te engancharás a coleccionarlos.


No será muy difícil completar el juego, pero tampoco es insultantemente fácil así que, aunque no seas un niño lo vas a poder disfrutar si te atrae el juego. El título nos propone un modelo de mazmorra muy básico, tenemos dos ataques y no podemos saltar. A medida que ganamos experiencia subimos de nivel y, con el dinero, compramos habilidades. Lo dicho, muy básico, y al no poder saltar, dependemos de plataformas que nos impulsan de manera automática al ponernos sobre ellas para alcanzar plataformas elevadas. Al principio rechacé el juego por su carácter comercial y facilon, pero enseguida me encontré enganchado y, gracias al mercado de segunda mano, he conseguido frustrar a Activision y no he comprado ni un solo Skylander nuevo, así que estoy satisfecho ya que me lo paso bien jugando y no me gasto demasiado.



Pues bien, con la llegada de Gigants, la segunda parte, la franquicia gozó de un juego que, si bien era muy continuista, mejoraba bastantes aspectos a su predecesor. Seguíamos sin poder saltar, y parecía más una expansión que un juego nuevo. Se incluía a los Skylanders gigantes pero estos no eran más que figuras más grandes (y más caras) que simplemente podían acceder a zonas preparadas para ellos, pero no suponían un cambio drástico. Hay que decir que el argumento estaba algo mejor y los vídeos parecían más una película de animación, por lo que era mucho más atractivo y divertido.


Y con estos dos títulos sobre la espalda, nos llega Skylanders Swap Force, que añade las figuras Swap que, al igual que los gigantes, solo pueden acceder a minijuegos exclusivos para ellas y nada más. Hay que decir que el poder separar la mitad de su cuerpo y montarla sobre la otra mitad de otra figura, hace que sea curioso combinar las habilidades de dos Skylanders, pero no es algo demasiado importante. Lo bueno viene cuando descubrimos que se ha puesto el mayor mimo al juego. Hace parecer los otros dos como pruebas para llegar a este punto. Se ha mejorado al máximo haciendo que jugar a Swap Force, si eres fan de la saga, sea extremadamente placentero.


Todo, desde los gráficos, que ahora son excelentes y tremendamente bonitos, hasta el diseño de niveles, esta vez más largos y enrevesados, transmiten una sensación de algo nuevo pero a la vez conocido. Además ahora se puede saltar y, en consecuencia, se añaden zonas plataformeras, e incluso niveles en 2D como los juegos de antes. Los niveles son mejores, pero también mucho más largos y están llenos de secretos, actividades secundarias y minijuegos que añaden mucha variedad al juego. En resumen, más y mejor, es la forma más adecuada de definir este nuevo Skylanders Swap Force. Puede que su estilo infantil te haga rechazarlo, pero si alguna vez disfrutaste con los juegos de Spyro (el cual es un personaje controlable) en la vieja PSOne, creo que vas a disfrutar con este título.


Knack

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2014-01-25T15:06:00.000-08:00


Con la llegada de PS4 a mi colección también llega al blog las correspondientes reseñas de sus juegos, al menos de los que poseo actualmente. Knack es un título que no siempre captó mi atención y, de hecho, la primera vez que lo vi me pareció un juego irrelevante y que no merecía mi atención. Incluso un buen amigo me lo recomendó aunque yo no tardé en asegurar que nunca iba a comparar dicho juego. Pero si algo he aprendido en todos los años que llevo como videojugador es que nunca hay que decir nunca, y Knack es uno de los mayores ejemplos que puedo recordar.


Ni las primeras imágenes ni los primeros gameplays me convencían pero aun así lo compré, y el motivo es que también vi un trailer en el que se veía cómo eran los vídeos del juego. Y ahí sí que me cautivó. Personajes carismáticos y un estilo que recordaba a la mejor Pixar hicieron que mi interés por el juego se disparase. Así que, cuando puse el juego en mi PS4, tenía algo de miedo de que mis ganas de probar cosas nuevas y el hecho de ser un juego exclusivo me hubiesen llevado a comprar un título que no me iba a dar la diversión que esperaba. Nada más lejos de la realidad. Knack es un personaje creado a partir de reliquias para formar un monstruo humanoide. Puede saltar, golpear con sus puños y, lo más importante, absorber piedras de elementos, como hielo o metal para hacerse más grande y ganar protecion extra.


Si bien es cierto que Knack no cumple del todo con lo que esperamos de un buen juego de plataformas. Es simple y extremadamente sencillo en cuanto al desarrollo. Es como jugar a un juego de los de antes pero con gráficos a la última. Y digo de los de antes porque conserva parte de su dificultad, pues incluso en "fácil" nos matarán de dos golpes y deberemos agudizar nuestros reflejos si no queremos morir una y otra vez. Pero hay que decir que el juego es extremadamente generoso con los check points así que aunque no paremos de morir, siempre apareceremos justo al lado. Eso es bueno porque cuando te matan en un juego y tienes la adrenalina a tope, quieres otro intento en el acto y Knack te lo da, pero también es malo porque esto le da al juego una sensación de sencillez demasiado grande.


Los gráficos del juego tampoco son algo fuera de lo común y quizá sería posible reproducirlo en una PS3 o en una WiiU, pero cuenta con una ventaja. Gracias a la potencia extra de PS4 las texturas son ultra definidas y, gracias al acertado uso de la paleta de colores, parece que algunos escenarios sean casi reales y que Knack sea un realista muñeco de plástico que se mueve por ellos. La belleza del juego me encandiló de principio a fin. Y si el apartado técnico está a la altura, la historia también acompaña. Es cierto que no es revolucionaria y que quizá sea predecible en algún momento, pero el carisma de los personajes y algunos puntos durante el desarrollo hacen que nos encariñemos con ellos y que sigamos hasta el final.


Puede que Knack no sea un juego perfecto y, para ser honestos, está muy lejos de ello. Pero lo que hace, lo hace bien, y la sensación de estar jugando a un juego clásico pero moderno al mismo tiempo está ahí. Tampoco me atrevería a recomendar la compra de PS4 sólo por Knack, pero si ya la tienes y te gustan las plataformas, entonces no deberías perderte éste original título. Seguro no vas a olvidarte de sus personajes en mucho tiempo.


Recuerdos Retro: Juegos de Dragon Ball parte 3

Etiquetas: [Recuerdos Retro]  
Fecha Publicación: 2014-01-14T16:34:00.001-08:00



Como ya expliqué anteriormente en otras entradas, la llegada de Goku a la generación de la ya veterana PS2 no pudo ser mejor para mí. DBZ Budokai representaba todo lo que yo ansiaba en un juego basado en el universo de Dragon Ball y, gracias a su para mí inmejorable modo historia, pasé inolvidables momentos a los mandos de mi amada consola por aquel entonces de nueva generación. Aunque tal juego tenía un problema, y no es otro que su corta duración, pues tan solo llegaba hasta la derrota de Cell y se dejaba en el tintero la saga de Buu, la cual me encanta y, por lo tanto, deseaba jugar controlando a los personajes de dicha saga, tales como Gohan definitivo, Goku en su tercer nivel o el todopoderoso Vegetto.


Cual fue mi decepción al comprobar que Budokai 2 renunciaba a todo lo bueno de su antecesor para ofrecerme un modo historia descafeinado y basado por completo en un juego de tablero en el que los personajes eran fichas y no había más que hacer que moverlas para cruzarnos con las del enemigo y entablar así batallas que, eso sí, estaban incluso mejoradas respecto a la primera parte. Para mí lo único bueno de Budokai 2 a parte, por supuesto, de sus sistema de combate que heredaba del primero y que tanto me gusta, son sus personajes de la saga de Buu, que esta vez sí aparecían. Pero para desbloquearlos todos era necesario cumplir unos absurdos requisitos en el modo tablero que, de no ser por una guía, se me antojaban casi imposibles de adivinar, y, en el caso de hacerlo, casi imposibles de ejecutar por su dificultad.



Una vez pasado el mal trago de Budokai 2, la tercera parte de la saga llegó a mi consola y trajo consigo la oportunidad de redimir el gran error de su predecesor y ofrecerme de una vez aquel juego que tanto deseaba. ¿Lo hizo? Bueno, a medias. Por un lado relegó al olvido el infame modo tablero para introducir un novedoso modo historia en el que elegíamos a nuestro personaje para volar con él por todo el mapa buscando combates y así avanzar en la trama. Esto, evidentemente, es infinitamente preferible a mover fichas con la cara de Goku pero aun así no acababa de satisfacerme, ya que, una vez alcanzado el punto de interés, lo único que nos esperaba era una imagen plana y estática de nuestro personaje y otra de nuestro rival y, mediante un diálogo representado por bocadillos, se daba lugar a la lucha pertinente.


Lo mismo ocurría con los lugares a visitar en el mapa, ciudades y/o lugares conocidos por todo fan de la serie, como la torre de Karin o la casa de Goku en las montañas. Una vez tomamos tierra en uno de ellos aparecerá otro personaje estático que nos dirá algo y volveremos a volar. Se me antojaba sumamente pobre tras los exquisitos vídeos de Budokai 1, aunque este es el quizá el único punto negativo de un juego que está cerca de ser perfecto para los amantes de la serie.


Sus gráficos alcanzaron un nivel asombroso dentro de las posibilidades de PS2 y reflejaban con total fidelidad el estilo del maestro Toriyama. Se había mejorado el sistema de combate tanto que era un auténtico placer recrear un combate con nuestro personaje favorito de la serie y por supuesto, estaban los increíbles ataques finales representados con curradísimas secuencias que bendecían nuestros ojos cada vez que las veíamos. Y no solo se incluía los personaje de la saga de Buu sino también de numerosas películas así como unos pocos de GT, pudiendo controla a Goku no solo en su nivel 3 sino también en el 4.


Todo esto hizo que perdonara que su modo historia fuese algo simple y le dedicase horas y horas a Budokai 3, tanto es así que cuando llegó Budokai Tenkaichi con su novedoso sistema de combate y sus, por el entonces, increíbles gráficos, yo seguía prefiriendo Budokai 3. Durante mucho tiempo fue un juego casi perfecto para mí y, aunque no lograba llegar al nivel de Budokai 1 en cuanto al modo historia, consiguió que me olvidase de eso durante todo el tiempo que estuve enganchado a él.


Últimamente: Call of Duty Ghosts

Etiquetas: [Últimamente]  
Fecha Publicación: 2014-01-07T22:07:00.000-08:00


Últimamente estuve dudando sobre la calidad del más reciente título de la saga Call of Duty. Por todas partes se dice que anda bastante justo tanto en su campaña individual como en su multijugador que, aunque divertido como siempre, empieza a mostrar signos de agotamiento. La verdad es que a mí el tema del multi me da bastante igual ya que no me interesa en absoluto el juego online. Sí, soy muy raro pero yo quiero los shooters para jugar a la campaña, y me da igual si es corta mientras sea espectacular, y seamos sinceros, nadie como Infinity Ward para hacer una campaña vibrante y llena de espectáculo.


Si algo he aprendido en mis años de gamer es que si algo gusta en general, a mi me dará bastante igual, y si algo es despreciado por la comunidad, a mi me parecerá lo mejor que ha creado el universo. Es lo que hay y ya me he acostumbrado a ello, aunque hay excepciones, me suelo guiar por esa premisa y suelo acertar casi siempre. Así que, cuando leí que Ghosts era probablemente el peor Call of Duty de la historia en un foro de cierta página que suelo visitar, pensé que estaba ante posiblemente la campaña que más me iba a gustar en un CoD.



Dicho y hecho, mis predicciones sobre mis gustos raros volvieron a acertar de pleno. Cuando lo jugué no podía creérmelo. Alucinaba con cada minuto de juego. La campaña me pareció increíblemente dinámica y variada. No sé de dónde sacan los que lo critican que es siempre lo mismo. En 10 minutos de juego había corrido por un pueblo de montaña que estaba siendo atacado por una fuerza desconocida, había defendido una estación espacial disparando en gravedad cero, había escalado en carrera por los escombros de unas casas derruidas y acabé siguiendo a un perro soldado por un paraje pos-apocalíptico dominado por la naturaleza.


No sé yo, pero he jugado a todos los CoD que ha creado Infinity Ward desde CoD 4: Modern Warfare y jamás he visto algo así antes. Y eso sólo era la introducción. Después quedan unas 6 horas más de emociones fuertes y todo tipo de situaciones adrenalíticas en las que no pararemos hasta dar caza a nuestro enemigo. Quizá es por mi filosofía que dicta: "En lugar de quejarme por lo que no me tiene un juego, prefiero disfrutar de lo que me da". Puede que por eso las campañas de los CoD me parecen tan buenas y entretenidas aunque sean cortas, también son intensas y llenas de pirotecnia, que lo prefiero antes que una historia realista y gris.


Ahora, tras finalizar la campaña de Ghosts y observar atónito su abierto final, sólo tengo ganas de que salga la segunda parte y poder así seguir sintiendo aquello que muy pocos shooters me hacen sentir. Seguro que muchos pensarán que soy muy poco exigente o que me conformo con poco, y no les falta razón, pero así soy yo y así es como disfruto los juegos. Si algo me gusta, no me lo prohibiré solo porque la opinión general dicte lo contrario. Y también espero que el próximo CoD, creado por Treyarch (un hipotético Black Ops III) sea como mínimo igual de bueno, porque si no, la espera hasta que salga Ghosts 2 dentro de dos años se va a hacer muy larga.



Últimamente: Forza Motorsport 4

Etiquetas: [Últimamente]  
Fecha Publicación: 2013-12-11T23:04:00.001-08:00



La verdad es que nunca he sido muy seguidor de los juegos de conducción. Me gustan un par de títulos enfocados al rally como los Collin Mc Rae Rally de la vieja PSOne o los nuevos DIRT, pero los más complejos o realistas como GT o Forza siempre me han tirado para atrás. Entonces llegó el día en el que el bazar de Xbox Live recibió la demo del último juego de conducción exclusivo para la máquina de Microsoft: Forza Motorsport 4. Estoy hablando de mediados del 2011, ya que el juego no se ponía a la venta hasta finales del mismo año así que ya ha llovido desde entonces.


Cuando me dispuse a probar la demo no me imaginaba ni por asomo lo que estaba a punto de ver. Elegí el coche que más me gustaba de los que había a mi disposición y entonces el juego entró en modo "vista".
"La madre que me....." fue algo aproximado a lo que pensé cuando vi el modelado de aquel coche. Jamás había visto algo así antes en ningún sistema. Era lo más absolutamente realista que había pasado por mi pantalla en mucho tiempo. Así que me puse a jugar. Y la cosa no hizo más que mejorar. El control era absolutamente delicioso, y tenía el equilibrio perfecto para que un inepto de la mecánica como yo pudiese aprender a manejar el rugiente vehículo sin hacerlo pedazos contra la primera pared.



Ya había probado antes Forza 2 y 3 pero ninguno de ellos me había cautivado como lo hizo la 4 entrega, y eso solo era la demo. Estaba deseando tener en mis manos el juego completo pero nunca llegué a comprarlo, puesto que otros títulos captaban más mi atención por aquella época, títulos de géneros más apetecibles para mi gusto. Aunque siempre me quedó la espina clavada de no poder jugar a Forza 4 más allá de dos coches y un circuito, que era lo que ofrecía la demo.


Pues bien, ayer mismo entré en una tienda nueva de empeños que han abierto cerca y pude ver una pila de juegos de Xbox 360 todos a 10 euros. Sin importar su calidad o su antigüedad, todos al mismo precio. Como soy un buitre no pude evitar echar un vistazo a ver qué me encontraba. Y sorpresa, sorpresa.
Allí estaba, una copia en perfecto estado de Forza 4. No hace falta decir que me la llevé al instante y me fui a casa con muchas ganas de empezar mi carrera, y nunca mejor dicho, como piloto de potentes coches.
Una vez en casa, con el juego instalado y listo para arrancar, me lo pasé como nunca a los mandos de un juego de conducción, competí en eventos, gané pasta, me la gasté en coches cutres pero que me gustan...


En general, me divertí de lo lindo con un juego por el que, antes de probarlo, no hubiese dado un duro por él. Y sigue pareciéndome absolutamente increíble su apartado gráfico. Se me cae la baba cada vez que selecciono un coche, y me pregunto cómo se podría mejorar esto ahora que Forza 5 está en la calle demostrando de qué es capaz la nueva XboxOne. Lo que sí tengo claro es que cuando me haga con la nueva consola de Microsoft, Forza 5 será uno de los juegos que la acompañe. Porque nunca digas "nunca".
Es la lección de hoy ;)


Colecciones Videojueguiles: Ps4

Etiquetas: [Colecciones Videojueguiles]  
Fecha Publicación: 2013-12-04T07:42:00.001-08:00



Ya va a hacer una semana que fui a buscar mi PS4 y la desempaqueté lleno de ilusiones. Cuando la conecté no todo fueron buenas impresiones pero las cosas buenas superaron a las malas. Todo está explicado en mi anterior artículo "Últimamente: PlayStation 4", pero resumiendo, se han eliminado algunas cosas que eran más sencillas e intuitivas en PS3 pero, por el contrario, es mucho más rápida y sobre todo, potente.
Cuando empecé Killzone Shadowfall no podía creer lo que veía y con Battlefield 4 la cosa fue más de lo mismo, todo un alarde de potencia que viene a demostrarnos lo que la nueva generación tiene preparado para nuestro deleite.



Es cierto que, como con WiiU, su catálogo aun no incita demasiado a la compra de la nueva consola, pero si eres un ansioso como yo y no puedes esperar, Killzone será un más que digno compañero para tu primera experiencia. Y todos los multiplataforma que mejoran lo visto en PS3 o Xbox360, pero ahí está el problema, si compras ACIV o CoD Ghosts para PS4 te darás cuenta de que más allá del aumento de resolución o algún efecto imposible de ver en PS3 o 360, el juego viene a ser el mismo y no creo que merezca comprar la consola solo por eso. Yo soy de los que creen que PS3 y Xbox360 aun tienen cuerda y si compras Battlefield 4 para ellas, no te vas a morir por verlo con texturas de menor resolución o ver un árbol en vez de tres en según qué montañas.


Eso no quiere decir que no esté contento de tener mi PS4 en mi estantería y lo que tenga que llegar, ya llegará y cuando lleguen esos bombazos tales como Metal Gear V, Kingdom Hearts III o FF XV mi PS4 echará humo. Por ahora jugaré a mis dos juegos con muchas ganas tanto al exclusivo Killzone como al Battlefield 4 con unos gráficos similares a la versión de PC y si tengo que comprar un multiplataforma, tengo claro la consola para la que lo voy a comprar.

Colecciones Videojueguiles : WiiU

Etiquetas: [Colecciones Videojueguiles]  
Fecha Publicación: 2013-12-04T07:16:00.000-08:00


Y aquí está, tras un año entre mis veteranas consolas ya es una más. Puedo decir que se haya integrado bien entre ellas? Pues sí y no. Me explico: Desde que la saqué de la caja la quiero un montón, desde el primer momento me conquistó con su Game Pad repleto de posibilidades y su resolución a 1080p, pero también tengo que decir que la sequía de juegos más que evidente ha jugado mucho en su contra y la he tenido algo abandonada. Es cierto que si pasaste directamente de Wii a WiiU, sin tener ninguna de las otras consolas, entonces los diversos títulos multiplataforma que han aparecido para la más reciente consola de Nintendo te van a dar muchas horas de diversión. Pero claro, yo tengo Xbox 360 y PS3 desde hace mucho y juego a casi todo así que poco me va a importar si sacan Mass Effect 3 o Deus Ex a estas alturas...



Pero los títulos exclusivos o Made in Nintendo se llevan la palma al menos para mi gusto. Juegos como ZombiU o Mario 3d World han hecho que esté más que satisfecho de haber comprado la consola, y además no me he resistido a hacerme con esos 3 multiplataforma que aparecen en la foto aunque ya los haya jugado en otras consolas. El caso de Ninja Gaiden 3 Razor's Edge es distinto, ya que iba a ser un título exclusivo hasta que dejó de serlo pero yo lo compré con mucha ilusión para mi WiiU.
Batman Arkham City se trataba de su versión completa con todos los DLCs y la posibilidad de jugar con el GamePad y tengo que decir que, tras unas horas de juego, la experiencia se me hizo casi nueva.

Aquí mi edición especial de WiiU de Mario.
Que no, que es una pegatina xD
Ahora que me acabo de pasar Mario 3d World y, después de todo lo que lo he disfrutado, sólo pienso en el siguiente juegazo que hará que ame aun más mi WiiU, aunque sus bombazos se hagan de rogar. Será Bayonetta 2? O Donkey Kong Country Tropical Freeze? O quizá ese nuevo Zelda que promete revolucionar la saga y hacer uso de toda la potencia de WiiU y su Full HD?
No tengo ni idea de cuál de esos será o de si serán todos (probablemente) pero de lo que estoy seguro es de que no me arrepiento de haber comprado la nueva consola de Nintendo y, aunque muchos vaticinen que está acabada, yo creo que aun tiene mucho futuro por delante. Y un futuro más brillante que la Trifuerza.


CASTOISE

Etiquetas: [Obras Gráficas]  
Fecha Publicación: 2013-12-02T01:23:00.003-08:00


Super Mario 3d World

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2013-11-30T10:38:00.000-08:00


Cuando se publicó el primer trailer de este nuevo Mario World no podía estar más emocionado. El juego tenía una pinta inmejorable y además por fin aprovechaba toda la capacidad de WiiU y el aspecto gráfico se mostraba embriagador y reluciente. Nunca habíamos visto el mundo de Mario tan detallado y colorido y en todo momento parece que podemos estirar la mano y sacar a sus personajes de la pantalla como si de muñecos se tratasen. Todo desde la música hasta el delicioso diseño de los niveles invitaba a pensar que estábamos ante un grandioso juego de nuestro fontanero favorito y, después del lanzamiento, tengo el placer de decir que todas las expectativas se han cumplido.



Desde el ya antiguo Super Mario World de la querida Super Nintendo todos hemos deseado ver un juego de Mario con estos alardes técnicos y, sin desmerecer en absoluto el fantástico Mario Galaxy y su secuela, puedo decir que 3d World es incluso más bonito y adorable, y nunca mejor dicho cuando usamos por primera vez el nuevo traje de gato, que no es solo mono sino que también se convertirá en nuestro mejor aliado en esta nueva aventura, dándonos la posibilidad de trepar paredes para alcanzar fácilmente lugar de más difícil acceso en condiciones normales.



No hay duda de que Nintendo se ha esforzado para introducir novedades para que no sepa a más de lo mismo aunque la base del juego sigue tan fuerte como siempre. Desde el traje de gato, los niveles del jefe de cuadrilla Toad o la seta duplicadora con la cual podremos crear hasta 4 clones de nuestro personaje nos invitan a sumergirnos en este nuevo pero a la vez clásico mundo de Mario. Aunque esta vez no tendremos que rescatar a Peach sino a 8 hadas que Bowser ha secuestrado. No es un gran cambio pero eso nos deja libertad para controlar a la princesa rosa que junto a Mario, Luigi y Toad forman el equipo al que tendremos acceso desde el principio, pero también existe un personaje oculto que desbloquearemos si conseguimos las estrellas verdes coleccionables a lo largo del juego.



Si fuiste uno de los que disfrutó como un enano con la vieja NES o Super NES y sus excelentes juegos de Mario, esta es una grandísima oportunidad de rememorar esos días con una de las mejores iteraciones del fontanero bigotudo en el mundo de los videojuegos. Aunque si por el contrario no conoces la saga y quieres iniciarte, no existe mejor manera de hacerlo que con este juego, ya que es muy asequible en cuanto a la dificultad, permitiendo avanzar a los menos habilidosos pero ofreciendo un desafío más decente llegando a los últimos niveles. Con la llegada al mercado de Mario 3d World puedo decir sin temor a equivocarme que WiiU ya tiene el juego que necesitaba para atraer a los que no confiaban en ella.


Últimamente: PlayStation 4

Etiquetas: [Últimamente]  
Fecha Publicación: 2013-11-30T09:54:00.000-08:00


Últimamente he sido uno de los afortunados que reservó a tiempo la nueva PS4 para poder tenerla el día antes de su salida. Así, desde el 28 de Noviembre por la noche la tengo en casa funcionando. Pude hacerme con el pack Killzone así que el tema del primer juego estaba cubierto. Como ya he comentado en otras entradas sobre WiiU, ésta se raya y desde el segundo día de tenerla ya presentaba serios arañazos en su cubierta así que con PS4 tuve extremo cuidado al desempaquetarla. Después de colocar sobre la mesa cada una de las cosas incluidas en la caja y de hacer las pertinentes fotos para fardar, hice sitio en mi mueble y la coloqué junto a sus veteranas compañeras.


Las primeras impresiones, debo decir, han sido algo agridulces, pues mientras su antecesora permitía realizar toda clase de acciones desde su interfaz de manera fácil e intuitiva (jamás he mirado su manual de instrucciones), la nueva y potentísima PS4 no permite ni cambiar el fondo de pantalla. Todo parece mucho más intrincado y escondido que antes y algo tan sencillo en PS3 como cambiar de usuario con simple botón ahora requerirá entrar en el menú de apagado, elegir salir del sistema y entonces, accederemos a la pantalla de selección de usuario. Sin contar que ahora las opciones del sistema son generales y para todos lo usuarios mientras que en PS3 cada sesión era propia y personal. No son más que tonterías, es cierto, pero no comprendo como se ha dado ese paso atrás cuando estaba más que solucionado en PS3.



Pero ahora vienen las cosas buenas y nada más encenderla descubriremos lo rápida que es la consola. Cuando me pidió actualizarla pensé: "Ya puedo sentarme a esperar si es igual que en PS3"... Pero cual fue mi sorpresa al descubrir que se completó la actualización en pocos segundos. Es fantástico no tener que perder el tiempo como antes en algo como sincronizar los trofeos con el servidor, ahora esto es casi automático. Y lo mismo pasa con la instalación de los juegos que no nos enteraremos ni de que la está haciendo. Debo decir que ahora tanto en PS4 como en XboxOne, los juegos se instalan completos y lo normal es que tengamos que ocupar unos 40 gigas por juego en nuestro disco duro, pero podremos empezar a jugar en el acto y sin que nos demos cuenta la consola lo irá instalando. Así se puede concluir que PS4 es una consola algo más complicada que su antecesora pero infinitamente más cómoda y rápida.


Una vez todo instalado había llegado la hora de empezar mi primer juego de PS4, Killzone Shadowfall. No quiero entrar en detalles ya que haré la reseña y ahí lo contaré todo al detalle, pero hay que decir que se nota el poder de la nueva generación. No es un cambio tan radical como se podría esperar pero se trata de un juego de lanzamiento y ya tiene aspectos que te dejan con la boca abierta, como las texturas en alta resolución, las sombras sin pixelar y cada detalle de las armaduras modelado y no plano.De momento estoy altamente satisfecho con mi nueva consola y le auguro un gran futuro si Sony la trata tan bien como hizo con PS3 en cuanto a juegos exclusivos. Si un juego de lanzamiento es capaz de esto, estoy deseando ver un Uncharted 4 corriendo a toda pastilla en PS4.


Splinter Cell: Literalmente

Etiquetas: [Obras Gráficas]  
Fecha Publicación: 2013-11-26T08:00:00.001-08:00


Assassin's Creed IV: Black Flag

Etiquetas: [Artículos para la revista Players 2K]  
Fecha Publicación: 2013-11-20T11:29:00.000-08:00


El pirata Edward Kenway alza su bandera en el ocaso de la actual generación de consolas para demostrarnos que las nuevas consolas no eran tan necesarias y que aun se puede exprimir un poco más nuestras viejas consolas. Eso es exactamente lo que sentí desde el primer momento que me puse a los mandos del nuevo Assassin. Desde el primer escenario hasta la primera cara o el primer barco lucen como nunca antes y todo a una resolución increíble. Se supone que el juego corre en PS3 (la consola para la cual lo tengo) a 720p pero nadie lo diría, pues pocas veces he visto unas imágenes tan nítidas y relucientes. El mar del Caribe es exquisito y no lo son menos los mares a los que nos enfrentaremos a bordo del Jackdow, nuestro barco.


Pero no solo de potencia gráfica puede presumir el nuevo AC IV, sino también de ser por fin un auténtico sandbox dentro de la franquicia. En entregas anteriores de la saga podíamos salir de la ciudad y explorar un poco pero de poco servía ya que no había gran cosa fuera, excepto en AC III pero por todos es sabido que la frontera era muy bonita pero se quedaba algo corta en cuanto a tareas que ofrecer. Ahora tenemos un grandísimo mar a nuestra disposición para explorar y en cualquier momento podemos montar en nuestro barco y salir a ver qué hay en aquella isla o simplemente recoger cofres o cazar animales como ballenas o tiburones. En conjunto se siente mucho más grande que sus predecesores que, sin ser precisamente pequeños, no ofrecían esa sensación de "cojo el coche y me voy por ahí" tanto como este.



Es cierto también que a cambio de ofrecer tantísimo terreno por explorar y tantas misiones secundarias por solucionar, la historia se ha resentido un poco. Se siente menos importante que en los anteriores juegos y a veces nos dará incluso un poco igual y es una pena ya que Edward es un personaje con más carisma que Connor (que tampoco es muy difícil) y se siente desaprovechado con una historia algo menos interesante que la de su nieto. Pero si digo que la historia puede no importarnos poco a veces es gracias a la ingente cantidad de cosas por hacer. Podemos perder horas solo buscando cofres y fragmentos del Animus perdidos en pequeñas islas. O podemos simplemente cazar animales ya que sus pieles o huesos son necesarios para aumentar nuestra salud o nuestro equipo.


El Jackdow también juega un papel muy importante en la aventura y pasaremos más tiempo a bordo que a pié. Las batallas navales que tanto nos gustaron en AC III están de vuelta pero mucho más agilizadas y con más posibilidades para que se tornes aun más divertidas si cabe. Ahora podremos gestionar nuestra propia flota construida con los barcos que abordemos. Podemos elegir entre robar sus suministros, reducir el nivel de se busca para que los barcos cazadores dejen de perseguirnos, o unirlos a nuestra flota para enviarlos a cumplir misiones. Pero eso no significa que las partes a pié no sean importantes ni mucho menos, el sigilo está de vuelta con todo su esplendor y nos divertiremos más que nunca escondiéndonos entre los matorrales y trazando la mejor estrategia para eliminar guardias sin llamar la atención.


Con todo lo mencionado, aun hay cosas que me he dejado en el tintero y que completan aun más la experiencia. Tareas tales como salvar piratas en apuros para unirlos a nuestra banda, buscar mapas del tesoro para después encontrar el pertinente tesoro o ayudar a nuestros viejos amigos piratas para conseguir unas llaves que nos darán acceso a una nueva armadura. En resumen, no nos vamos a aburrir recorriendo los mares de ACIV, pues este ofrece una cantidad de horas de juego que pocos garantizan y todo amparado por un apartado gráfico que viene a demostrarnos que nuestras máquinas tienen poco que envidiar a los primeros juegos de la nueva generación.